miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Local

'Katsuhiro Otomo. Antología': Genio visual en dosis reducidas

Tras haber sido publicadas en dos volúmenes por La Cúpula hace algunos años, Norma reedita ahora en un único tomo todas las historias cortas de Katsuhiro Otomo, completando así la obra del creador de ‘Pesadillas’ y ‘Akira’.

el 05 ene 2010 / 19:06 h.

TAGS:

Portada de la última creación de Otomo.

Un año antes de que el manga y el animé desembarcaran oficialmente en nuestro país de mano de la fiebre que trajo consigo Bola de dragón, los aficionados al cine de animación tuvimos la oportunidad de tener un primer e intenso contacto con las innovadoras propuestas con las que el mercado japonés comenzaría a inundarnos poco después. Su título, Akira. Su máximo responsable, un tal Katsuhiro Otomo. Poco podíamos imaginar por aquel entonces que el nombre de Otomo tenía tantísima relevancia dentro del mundo nipón, y mucho menos que Akira era una de las obras clave para entender el cómic japonés más reciente.

Cinta compleja (complejísima) cuyo final dejaba al público con una clara expresión de haber comprendido poco o nada de lo que Otomo pretendía, no sería hasta el establecimiento del manga en España cuando comenzamos a averiguar ciertos datos muy relevantes para entender, primero, por qué la cinta era tan obtusa y, segundo, los motivos por los que Otomo era considerado un genio en su país de origen. La respuesta a la primera pregunta venía explicada por cuanto el autor había acomentido el proyecto del filme sin haber terminado de dibujar los seis volúmenes en los que finalmente quedaron recogidos las aventuras de Kaneda y Tetsuo, teniendo que forzar un final que en su contrapartida impresa queda explicado a la perfección. La segunda comenzó a vislumbrarse cuando empezaron a llegar a España las primeras ediciones de la breve pero intensa obra del artista.

Con Pesadillas como carta de presentación (que Norma editó primero en tres partes en la Colección B/N para después reunir en un sólo volumen hace pocos años) de lo que Otomo podía llegar a ofrecer a los lectores de cómics, poco después llegarían Akira, en una primera y algo anárquica edición en color y tomos en tapa dura por parte de Ediciones B, y Memorias, en dos tomos publicados por La Cúpula a partir de 1993 y que recogían el material que ahora Norma reedita bajo una única cubierta y en sentido de lectura japonés (de derecha a izquierda).

Con esta Antología, Norma completa la publicación de la totalidad de la obra dibujada por Otomo, y lo hace a través de un volumen que demuestra, más allá de toda duda, la valía de un autor al que tan pronto podemos ver narrando historias de un humor absurdo (la que lleva por título Hair, o aquéllas que cierran la lectura inspirándose en cuentos occidentales son hilarantes) como centrado en retratar en pocas páginas el terror más escalofriante o la ciencia-ficción más brillante. En este sentido, destaca de entre toda la selección la que lleva por título Bola de fuego, verdadera antesala de lo que después desarrollaría en Akira e impresionante muestra de la calidad del trazo de un dibujante al que la pasión por el detalle no le resulta un estorbo para que la acción discurra ante nuestros ojos como si de una vibrante película de imagen real se tratara.

  • 1