lunes, 10 diciembre 2018
21:07
, última actualización
Deportes

Kevin López: "Lucharé por el oro en el Europeo de Praga"

El atleta sevillano cuenta en una entrevista para El Decano su hoja de ruta para 2015

el 26 ene 2015 / 18:01 h.

Rocío Araujo y Margota Piñero La preparación de Kevin Kevin López (Sevilla 12-06-1990) no cesa y, aunque su objetivo a largo plazo son los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, antes tendrá que superar sus metas propuestas para este 2015: el campeonato Europeo de Praga en pista cubierta, que se celebrará entre el 6 y el 8 de marzo, y el Mundial de China al aire libre entre el 22 y el 30 de agosto, donde el atleta de Lora del Río buscará ampliar su numerosa colección de medallas en competiciones internacionales.

POLIDEPORTIVO 14-15
Kevin López, en las pistas de San Pablo (Foto: Manuel Gómez)
—Es usted muy joven para haber participado en unos Juegos Olímpicos, en concreto en Londres en 2012, ¿qué supone eso para la proyección de un atleta? —Para mí fue muy importante estar en unos Juegos Olímpicos porque desde pequeño es un sueño que tengo y veía muy lejos el poder formar parte de las fiestas del deporte a nivel mundial, donde te codeas con los mejores deportistas de los mejores deportes. Por ello ya el año anterior me esforcé y conseguí la mínima y tenía casi ganada mi plaza y, aunque no me salieron como yo esperaba, si quitamos el resultado, como experiencia es impresionante, tanto en lo deportivo como en lo personal que me llevo. Además gracias a ello ves Río con otra manera, porque no son mis primeros Juegos, tengo otra edad, en teoría mejor que en Londres, porque cuando un atleta alcanza su cien por cien es entre los 25 y los 27 años y coincide con la mía de cara a Río, para hacerlo lo mejor posible. —Es usted el actual campeón nacional absoluto de pista cubierta en 800m, ¿cuántas posibilidades ve de revalidar el título este año? —En principio no debe ser muy complicado, aunque una prueba de 800 metros siempre es imprescindible, pero reconozco que salgo como favorito y debería de conseguirlo. Aunque no es el objetivo de este año, porque lo principal de este año es el europeo, la forma física en la que me encuentro debe servirme para revalidar el título. —En el Campeonato Europeo de París’11 consiguió una medalla de bronce y en Goteborg’13 logró llevarse la plata. ¿Cuántas posibilidades ve para alcanzar el oro en Praga? —Esta muy complicado porque los dos años que he quedado segundo y tercero ha ganado un polaco que ahora mismo es mi referente a nivel europeo, y la verdad es que superarle y ganarle es muy complicado. De todas las veces que he corrido con él en el extranjero, sólo he conseguido ganarle dos veces y sé lo difícil que es superarle y más en un Campeonato de Europa, porque se crece en los campeonatos internacionales. Pero no tengo miedo y lucharemos con él para conseguir el oro. En caso de que no sea así, me conformo con una chapa, del color que sea. —¿Cree que hay posibilidades de volver a nombrarse campeón de España de 800 metros al aire libre? —Al aire libre la competencia es más alta pero es mi punto fuerte, porque se me da mejor que la pista, y además me manejo mejor en carrera y en 800 metros en cubierto. La pista es de 200 metros y es más complicado porque puede ocurrir que llegues en el mejor momento y mejor por marca, pero no lo consigas. Al aire libre es más real que en pista, y las posibilidades de conseguir revalidar el título es más fácil y creíble lo cual está más fácil en aire libre. —Es una realidad que en el último año su rendimiento al aire libre no ha sido tan alto como en los anteriores, ¿qué posibilidades cree que tiene para conseguir sumar una medalla en China? —La posibilidad de volver a casa con una medalla del mundial de China es muy complicada, allí el primer objetivo siempre para los europeos es estar en la final, que es todo un logro ver un europeo en la final de un mundial, y eso está bastante bien. El hecho de haber bajado mi rendimiento es debido a ciertos cambios de entrenamiento, probar cosas nuevas para conseguir ese punto que me faltaba. Aparte de ello creo que este año se ha hecho una buena planificación y que llegaré muy bien al mundial, aunque tengo claro que mi objetivo es estar en la final, y ello para mí ya sería un gran logro. —¿Qué cosas son las que se han decidido cambiar en los entrenamientos? —Las cosas se cambiaron el año pasado, por ello el resultado no fue del todo como nos hubiera gustado. Probamos a entrenar en altitud, nos fuimos a Sierra Nevada y quizás ese trabajo no fue bien planificado porque los 2.300 metros en los que entrenaba no me sentaron bien por mi fisiología como atleta. Perdí más de un mes y medio de entrenamiento, porque los cambios de altitud me producían fiebre, dolor de cabeza, y entre la semana que estaba enfermo y la quetardaba en recuperarme, perdía mucho tiempo de entrenamiento. Por ello, provocó que se retrasara mi puesta a punto con el europeo que era mi objetivo, y me falto tiempo y entrenamientos para llegar. Ese fue el problema del año pasado, porque hasta verano la cosa fue bien. En pista cubierta hice mi mejor marca, la segunda mejor marca de todos los tiempos en pista cubierta, y llevaba una temporada que soñaba que iba a ir basta bien al aire libre pero arriesgamos para probar cosas para estar a tope en el europeo y fallamos. Pero quien no arriesga no gana, y si te quedas con lo mismo obtienes el mismo resultado. —Su entrenador, Francisco Gil, es considerado uno de los mejores después de llevar a dos atletas a  los últimos Juegos Olímpicos ¿cómo cree que influye su preparador dentro de sus éxitos? —Es fundamental dentro de mi éxito, es él quien tiene toda la responsabilidad dentro de la planificación tanto para bien como para mal como pasó el año pasado. Él es nuestro pilar fundamental dentro del entrenamiento, el que manda, y quien tiene que decir que, a cierta fecha tenemos que llegar bien, y es quien ajusta para que en esa fecha exacta lleguemos al cien por cien. Sin esa persona no podría haber llegado donde he llegado. —¿Cómo de cerca ve las Olimpiadas de Río de Janeiro? —Cada vez lo veo más cerca, el año pasado lo veía más lejano y confuso y como un objetivo a largo plazo, aunque nunca me lo he quitado de la cabeza como uno de los objetivos. Ahora me doy cuenta que una vez que termine esta temporada ya tienes que estar pensado enserio en Río porque cuando termine esta temporada y llegue septiembre de este mismo año ya estamos preparando los juegos olímpicos de Río, entonces cada vez está más cerca, es más demasiado cerca. —Y exactamente, ¿cuántas posibilidades ve de llegar a estos Juegos Olímpicos? —En principio si no surge ningún problema, como una lesión o un año demasiado malo, no debería costarme estar en Río, haciendo la mínima y estando entre los tres mejores de España. Allí tengo un objetivo muy claro, porque luchar por la final en los 800 metros y estar allí no es mi principal preocupación. Los demás atletas también compiten y hay que entrenar y correr para ganar la plaza en los Juegos Olímpicos.

  • 1