viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Local

La Alameda será la única zona del Centro sin Metro a 5 minutos a pie

Si sólo se hace la estación del Duque, estará a un kilómetro de la de José Laguillo

el 12 jun 2010 / 20:22 h.

TAGS:

Aunque no hay fecha para que las obras del Metro lleguen al Centro, el debate está abierto. ¿Cuántas paradas tiene que tener el Metro en el casco histórico? ¿A qué distancia deben estar? Hasta ahora, la Junta había apostado por construir estaciones a entre 500 y 600 metros de distancia, como se aprecia en la línea 1, pero al entrar en el Centro el criterio cambia por las dificultades para construir en el corazón de la ciudad. No obstante, prácticamente toda la población del casco antiguo tendrá una parada a poco más de cinco minutos a pie, esto es, a alrededor de medio kilómetro. Sólo el entorno de la Alameda (la zona hacia el río) se queda más alejada del Metro, al igual que parte del Arenal, que sí tiene muy cerca el tranvía.


El anteproyecto de la línea 2 "preferente" para los ingenieros sitúa la única estación en pleno Centro, en el Duque, a 1.120 metros de la de José Laguillo y a 606 metros de Plaza de Armas. Pero es que entre José Laguillo y Santa Justa también hay 1.110 metros y nadie ha planteado habilitar una parada intermedia. En cualquier caso, los ciudadanos tendrán una parada a medio kilómetro, poco más de cinco minutos a pie.


Sin embargo, la propia Junta no descarta que se pueda construir una estación en la plaza Cristo de Burgos, la opción que defiende el Partido Popular, lo que reduciría a la mitad la distancia, aunque aumentaría el tiempo de viaje en esta línea. Eso sí, el presupuesto crecería 70 millones de euros y los ciudadanos tendrían que aguantar cinco años de obras en otro enclave más del ya mermado Centro.


Lo cierto es que los ingenieros rehuyen construir en el casco antiguo por varios motivos: los restos arqueológicos podrían complicar y retrasar bastante las obras (se estima que si se hallan restos en la zona de la estación del Duque la obra duraría 18 meses más, como mínimo), los trabajos afectarán bastante al tráfico y a la comodidad del ciudadano (las vallas y la maquinaria pesada tomarán las calles, para pesar de los comerciantes y vecinos) y el coste se dispara. Además, la complejidad técnica es evidente. En el tramo de Plaza de Armas a Santa Justa se usará una tuneladora que horadará a 50 metros de profundidad (este topo tendrá un diámetro mayor que el de la máquina usada en la línea 1 porque en vez de dos túneles paralelos se hará uno sólo para los dos sentidos). Tras la experiencia de la línea 1, se antoja más que complicado evitar averías, fallos de cálculos o desviaciones, afección a edificios, socavones...


Por todo ello, la Junta estima que tener dos estaciones a un kilómetro de distancia no es ninguna locura, es más, opina que es lo más "lógico". De hecho, es la distancia media entre las paradas del Metro de Madrid, si bien las dimensiones de la capital no son comparables con las de Sevilla.


Con todo, entre las estaciones de la línea 1 de San Bernardo y Nervión existen 991 metros y 765,5 entre el Prado y San Bernardo. En los anteproyectos que salieron el pasado día 7 a información pública, las estaciones más próximas son las de Macarena y la Ronda de Capuchinos de la línea 3 a sólo 336,04 metros entre ellas, la misma distancia entre las paradas del Metrocentro Puerta de Jerez-Archivo de Indias (a 340 metros).


Con los mapas en la mano, la población servida, según los datos de la Junta, es de 110.143 habitantes en la línea 2; 170.094 habitantes en la 3 y 198.803 en la circular 4. A los que hay que sumar 230.000 vecinos que ya tienen una estación de la línea 1 a menos de 500 metros de su casa.


Es decir, que la línea que atraviesa el Centro es a la que menos vecinos beneficia, fundamentalmente porque el casco antiguo no es una zona muy poblada. Pese a todo, el número de estaciones en el Centro está aglutinando el debate político, así como las posibles ampliaciones a Bellavista, San Jerónimo y Alcosa.


Lo cierto es que los tramos prioritarios (que deben estar listos en 2017) son los únicos que saldrán a concurso en 2011 para que las obras empiecen a final de ese año. Así lo anunció la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar. Y precisamente son los tramos que antes se van a construir por el gran número de personas a los que afecta: en el tramo Macarena-Primero de Mayo de la línea 4 residen 100.224 personas que tendrán una parada a cinco minutos a pie; de la línea 2, entre Sevilla Este y la avenida de Andalucía se beneficiarán 49.670 habitantes y, de la línea 3, 72.266 vecinos tendrán el suburbano a menos de 500 metros de Pino Montano al Hospital Macarena y otros 64.967 de aquí al Prado. Estos tres tramos costarán unos 1.000 millones de euros.

  • 1