domingo, 24 marzo 2019
05:03
, última actualización
Local

La basura se acumula en el dolmen del Vaquero de Alcalá de Guadaíra

La recientemente restaurada cueva del Vaquero vuelve a ser objeto del vandalismo, después de que el pasado mes de marzo fuera robado gran parte del vallado en torno al monumento funerario. Los ecologistas de Alwadi-ira denuncian ahora que en su entorno se está creando un vertedero.

el 16 sep 2009 / 07:43 h.

TAGS:

La recientemente restaurada cueva del Vaquero vuelve a ser objeto del vandalismo, después de que el pasado mes de marzo fuera robado gran parte del vallado en torno al monumento funerario. Los ecologistas de Alwadi-ira denuncian ahora que en su entorno se está creando un vertedero.

Este colectivo comunicó hace unos días a las administraciones el nuevo "atentado" sufrido recientemente por este dolmen, perteneciente a la necrópolis de Gandul, que está declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

El dolmen fue restaurado a finales de 2008. Los miembros de Alwadi-ira constatan ahora la acumulación de distintos materiales de desecho junto a su entrada. Para los ecologistas, éste es "uno más de la larga lista de atentados que sufre todo el paraje: expolio del patrimonio, incendios e incluso el sector se utiliza a diario como circuito de cross".

En vista de estos hechos, este grupo urge a las administraciones que tomen medidas efectivas para que Gandul goce de una mayor protección y que, con un órgano gestor, se reconozca la figura de parque cultural para todo este entorno de Los Alcores. En su opinión, ésta es la "única alternativa a los atentados que sufre actualmente el riquísimo patrimonio que la comarca".

Este enterramiento calcolítico lleva con éste dos ataques desde su restauración, según los propios conservacionistas. El primero, ocurrido sólo un mes después de que fuese inaugurado el conjunto tras su restauración, propició que desapareciera gran parte del vallado de todo el perímetro, un hurto que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra valoró en 7.500 euros. Tras los hechos, se elaboró un completo informe que fue utilizado para la denuncia, que lleva personalmente el secretario municipal ante las autoridades competentes, como es el caso del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y la Delegación Provincial de Cultura. Destaca, no obstante, que el vallado sigue sin ser repuesto.

El propio Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ya informó en su día de que "este tipo de acciones realizadas en el yacimiento arqueológico constituyen un claro atentado contra la integridad de un bien protegido". En la misma línea, advirtió de que estos hechos no iban a hacer "desanimar las acciones de recuperación y puesta en valor del rico patrimonio".

  • 1