miércoles, 14 noviembre 2018
03:32
, última actualización
Economía

La Caixa aconseja encarecer créditos y subir comisiones

el 22 ene 2012 / 19:44 h.

La banca se enfrenta al aumento de las provisiones, la dificultad para financiarse y su mayor coste.

El Servicio de Estudios de La Caixa recomienda a las entidades financieras aumentar los diferenciales cobrados en los nuevos créditos y elevar las comisiones para ganar rentabilidad en el complicado entorno operativo, que apunta a una contracción del margen de intereses del 10% en 2012. Y más, en un contexto en el que el Gobierno estudia exigir mayores provisiones a la banca para afrontar las pérdidas en el sector inmobiliario y que éstas procedan del capital y no de las cuentas de resultados.

La entidad sostiene en su informe mensual que la reducción de la demanda de crédito es un proceso que no ha concluido y que reducirá el volumen de negocio y, por tanto, el margen de intereses del conjunto del sistema durante cierto tiempo. "Es preciso recurrir a otras vías para aumentar la rentabilidad, una podría ser aumentar los diferenciales en los nuevos créditos para adaptarlos al nuevo coste del pasivo", advierte, si bien reconoce que el impacto de esta medida se verá atenuado por la débil demanda de crédito actual y solo sería significativo a largo plazo.

Asimismo, apunta que otra opción para mejorar la rentabilidad es aumentar las comisiones para acercar los precios a los costes, aunque también admite que esta medida es difícil de implementar en el actual entorno de elevada competencia y sensibilidad al precio por parte del consumidor.En 2011, la banca encareció sus comisiones por mantenimiento de cuentas de ahorro un 22,3%, mientras que las subió un 17% por tener una tarjeta de débito y casi un 10% por la de crédito.

Según especifica el informe elaborado por Matthias Bulach e Inmaculada Martínez Carrascal, del departamento de análisis económico de La Caixa, las entidades presentan un elevado volumen de créditos morosos que representan el 11% del crédito a los sectores privados residentes.


Estos activos generan un doble impacto negativo en la cuenta de resultados de las entidades, ya que además de tener que provisionarlos, afectan negativamente al margen de intereses, porque necesitan seguir siendo financiados, pero no generan ingresos financieros.

La Caixa prevé que el coste del pasivo siga siendo inusualmente alto por los altos vencimientos de las entidades en 2012, de 120.000 millones de euros, y por el difícil acceso a los mercados mayoristas, lo que provoca que persista la competencia por la captación del pasivo a precios muy elevados.

A esta competencia entre entidades se ha sumado en los últimos meses la del sector público, ya que las altas remuneraciones de las emisiones del Tesoro han provocado cierto traspaso de depósitos del sector bancario hacia productos de deuda pública, y obliga a las entidades a ofrecer altas remuneraciones para competir por estos productos. Ç

Por otro lado, apunta que "parece inevitable" seguir actuando sobre la estructura de costes, ya sea mediante la reducción de éstos o de la capacidad, que se traducirá en una mayor contracción del sector.

  • 1