lunes, 10 diciembre 2018
12:43
, última actualización
Local

La Cámara de Comercio se desmarca de la liquidación de Fibes y se niega a pagar

El Ayuntamiento aún no le ha reclamado los 1,5 millones pendientes, pero la Cámara apunta que de hacerlo tomarán las medidas jurídicas oportunas.

el 16 jun 2014 / 23:53 h.

TAGS:

Edificio central de la parte antigua del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla. / Sergio Rivas Edificio central de la parte antigua del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla. / Sergio Rivas

La Cámara de Comercio de Sevilla no está de acuerdo con la liquidación de la entidad de gestión Fibes que pactaron el Ayuntamiento y la Diputación y no está dispuesta a asumir los 1,5 millones que le correspondería pagar. Una postura que avala el informe de auditoría del pasado 27 de mayo y otro anterior encargado por la institución empresarial, que participaba en la sociedad de gestión de Fibes, pero no en el Consorcio.

Desde que se creó la empresa municipal Contursa –que se ha hecho cargo del Palacio de Congresos y Exposiciones– y se liquidó la sociedad, la Cámara de Comercio no negocia con el Consistorio. «Hubo negociaciones, pero hace tres o cuatro meses este tema se paró, tras el acuerdo con la Diputación y la liquidación en abril o marzo», apuntaron fuentes de la Cámara que añadieron que los informes jurídicos avalan que no les corresponde asumir las pérdidas de Fibes.

Por ahora, el Ayuntamiento que dirige Juan Ignacio Zoido no les ha comunicado su intención de reclamarles estos 1,5 millones, pero si lo hace la Cámara «iniciará el proceso jurídico para defenderse». En la última auditoría de las cuentas de la Cámara su autor llama la atención sobre lo expuesto en la nota 15 de la memoria de las cuentas anuales del ejercicio 2013, en la que se manifiesta que el pasado 19 de marzo de 2014 se aprobó el plan de liquidación de Fibes por la comisión liquidadora y la asamblea de dicha entidad, con los votos a favor del Ayuntamiento de Sevilla y de la Diputación de Sevilla, y con la oposición de la Cámara. «Esta oposición se apoya en los argumentos defendidos en el dictamen encargado en su día al Catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Sevilla D. Alberto Díaz Moreno y el Profesor Titular de la misma D. José Carlos Vázquez Cueto. En dicho dictamen se manifiesta que la Cámara no es responsable de las deudas de Fibes y, por tanto, no está obligada a hacerse cargo de la totalidad o parte de sus pérdidas o del déficit reflejado contablemente», indica el mencionado informe.

El documento prosigue diciendo que dado que la Cámara votó en contra, y atendiendo a la opinión recogida en el dictamen antes mencionado, «los estados financieros adjuntos no recogen gastos o pasivos derivados de dicho plan de liquidación».

Las fuentes consultadas indican que «lo principal» es que el Ayuntamiento de Sevilla desarrolle su proyecto, si bien lamentaron que el equipo de Juan Ignacio Zoido tomase la decisión de liquidar la sociedad y crear Contursa «por iniciativa propia». «No estamos de acuerdo, pero el dueño del espacio quería eso y pocas opciones nos dejó», lamentaron. «Nosotros aportamos dinero a Fibes en otros momentos, cuando ni el Ayuntamiento ni la Diputación lo hicieron, y no se ha reconocido», criticaron. Según estas fuentes de la Cámara, «en un futuro» sí les gustaría participar en Contursa.

La Diputación contaba con un 50% del consorcio de Fibes, junto al Ayuntamiento, que ostentaba la otra mitad; mientras que la empresa de gestión Fibes se repartía en un 33% entre la institución provincial, el Consistorio y la Cámara de Comercio.

Tras el acuerdo con el Ayuntamiento, la Diputación no pagará su parte de la liquidación de Fibes con dinero sino mediante un convenio con Contursa por el que cederá el arrendamiento de su parte del edificio antiguo para su gestión y explotación por ésta. Así pagará los alrededor de 800.000 euros que debía de la deuda de Fibes (cifrada en 1,5 millones para cada socio), mientras que los otros 700.000 euros contaban ya a su favor por los desembolsó para las obras de ampliación del recinto ferial. Sin embargo, la Cámara de Comercio no reconoce esta deuda porque asegura no ser responsable de las pérdidas de Fibes.

  • 1