viernes, 19 abril 2019
16:28
, última actualización
Cofradías

La canastilla del Amor, libre del peso del monte

La hermandad ha restaurado las andas de Ruiz Gijón

el 23 mar 2010 / 19:59 h.

Jorge Anillo y uno de sus auxiliares, junto al paso del Amor.

La hermandad del Amor presentó ayer para los medios gráficos en el Salvador la restauración del paso del crucificado de Juan de Mesa, que ha sido llevada a cabo por Jorge Anillo.

El artista, afincado en Alcalá del Río, ha realizado un trabajo tan necesario como curioso, pues aunque la restauración no llama demasiado la atención a la vista, ésta era muy necesaria. Anillo ha desmontado todas las piezas para luego volver a montarlo tras haber reforzado todos los bastidores y desinsectar y pintar la parihuela. La principal novedad es que, desde ahora, el monte del paso descansará en una estructura interna, aliviando el peso que recaía sobre la canastilla que tallara Ruiz Gijón.

También se han restaurado todos los candelabros, que estaban muy deteriorados, pero sólo se ha redorado la zona que se mojó en la inundación que hace pocos años asoló el almacén en el que se guardaba el paso. La hermandad ha decidido restaurar sin dorar el canasto, debido al dorado de gran calidad que conserva desde los años setenta. Por tanto, se ha fijado todo el oro tras limpiarlo a fondo y se le ha aplicado una resina protectora.

En la intervención, también se ha restaurado el popular pelícano que figura en la trasera del paso, renovando su sistema de sujeción y eliminando repintes. Además, Rivero Carrera, restaurador de cabecera del Amor, sospecha que, aunque se tenga constancia de que el ave se encargó a Ruiz Gijón, éste sea anterior y, posiblemente, obra de Juan de Mesa.

  • 1