sábado, 19 enero 2019
15:07
, última actualización
Local

La cancha de Plaza Nueva

Decenas de sevillanos y turistas presenciaron en el centro de Sevilla la iniciativa Tour Ciudadano ‘0,0’ que recorre, como si fuera una antorcha olímpica, las principales ciudades españolas botando el balón del Mundial de Baloncesto.

el 26 ago 2014 / 22:00 h.

TAGS:

Presentación de Tour Ciudadano 0,0 en la Plaza Nueva. / Pepo Herrera Presentación del Tour Ciudadano 0,0 en la Plaza Nueva. / Pepo Herrera El termómetro marcaba casi 30 grados a las 11 de la mañana cuando Antonio, uno de los 108 sevillanos inscritos para el evento, llegaba desde la Avenida de la Constitución hasta la Plaza Nueva vestido de jugador de baloncesto y botando un balón de color morado. En la propia plaza, en la puerta del Ayuntamiento de Sevilla, le estaban esperando para darle el relevo y seguir botando la pelota Juan Ignacio Zoido, alcalde de la ciudad, junto con María del Mar Sánchez Estrella, delegada de Deportes, Amaya Valdemoro, exjugadora internacional de baloncesto y representante de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Raúl Pérez, exjugador del actual Baloncesto Sevilla y Christian Pastrana, portavoz de San Miguel 0,0%, una de las marcas que esponsoriza el Mundial y la organizadora del reto. Con la pelota de baloncesto entre las manos el alcalde de Sevilla manifestó que esta iniciativa es «muy original y oportuna, ya que está llevando el baloncesto a muchísimos pueblos y ciudades y, sobre todo, a las que van a ser sedes durante el Mundial». Y quiso agradecer a San Miguel por traer este evento a Sevilla y «por haber sabido implicar a todos los ciudadanos con una cerveza sin alcohol, que también permite el uso razonable de la cerveza», matizó. Juan Ignacio Zoido también quiso aprovechar la ocasión para «darle mucha suerte» a la selección española. “Vamos a celebrar el primer campeonato del mundo con este formato, así que creo que con estos buenos mimbres, y si nos acompaña la suerte, puede ser que se cumpla el objetivo que se ha marcado el presidente de la Federación Española de Baloncesto, que es que España sea campeona del mundo con este formato”, sentenció Zoido. Se refería el regidor de la ciudad al nuevo formato del Mundial en el que hay 24 selecciones distribuidas en cuatro grupos de seis equipos, pudiéndose clasificar las cuatro mejores selecciones de cada grupo para luego pasar a enfrentarse entre ellas en las rondas de octavos, cuartos, semifinales y final, respectivamente. De este modo, los cabezas de serie de cada grupo (España, Argentina, Estados Unidos y Lituania) sólo se podrían enfrentar en la final o en el partido por el tercer y cuarto puesto. Además, el alcalde se aventuró a decir que los partidos de entrenamiento del combinado nacional «han sido una auténtica maravilla». «Hemos visto la tensión y la presión con la que ha jugado la Selección española, y no sólo han anotado muchos puntos sino que también han sabido defender con presión», indicaba Zoido. El alcalde le pasó la bola a Amaya Valdemoro quien, como representante de la FEB, destacó que «Sevilla tenía que ser sede porque es una ciudad que, aparte de estar ligada históricamente al baloncesto, cultural y turísticamente es conocida a nivel mundial». «Un evento como el Mundial siempre crea afición, así que espero que los ciudadanos se diviertan con el campeonato y que los visitantes disfruten de la ciudad, su gente y de lo bien que se come aquí», manifestó la exjugadora. La exdeportista madrileña hizo hincapié en que «un Mundial no es un campeonato sólo para los jugadores sino que paralelamente tiene que haber un legado social, hay que crear afición y conseguir que se involucre a la gente en la calle». Aunque reconoció que «España es un país de fútbol», al mismo tiempo se alegraba de que la selección española de baloncesto sea capaz de «acaparar portadas y hacer afición» cada vez que se reúne, «así que no hay que envidiar a otros deportes», zanjó. «Como aficionada espero divertirme viendo a nuestra selección y que luchen por las medallas, y como componente de la Federación estaré ahí para ayudar en todo lo que pueda», añadió la alcobedense. Además, Valdemoro valoró el cambio de propietario del equipo de baloncesto de la ciudad, el Baloncesto Sevilla, como positivo. «Con el actual problema de la crisis los cambios son buenos, son una inyección de moral», manifestó, aunque también puntualizó que «con el tiempo se verá cómo resulta». Llegó el turno de Raúl Pérez, exjugador del Cajasol –ahora Baloncesto Sevilla–, quien también se alegraba de que se celebrara esta iniciativa. «Yo, que soy de Carmona, estoy muy contento de que este evento haya pasado por nuestra tierra y de haber podido ser partícipe», a lo que añadió que «todo lo que sea fomentar el baloncesto y el consumo de la cerveza sin alcohol acaba siendo un reflejo para la sociedad y, sobre todo, para la gente joven». «Es muy bonito comprobar cuántos adolescentes y jóvenes van a acudir a a las diferentes sedes», comentaba emocionado. En cuanto al Mundial y al papel que pueda desempeñar la selección española, Pérez se mostró confiado e hizo un análisis deportivo similar a Zoido. «Sé que los nuestros van a meter puntos y además estoy viendo que durante los partidos de preparación han tenido una intensidad defensiva tal que están dejando sin respirar a los equipos contrarios», destacó el exdeportista. «Hasta ahora el equipo va a un 70 por ciento de sus posibilidades, así que creo que cuando jueguen al máximo nivel los resultados van a ser mucho mayores incluso», continuaba diciendo. «La española es una selección intensa atrás, en la defensa, y en el ataque tienen capacidad y recursos suficientes para dar mucha guerra», vaticinaba. Para finalizar el acto el alcalde, Juan Ignacio Zoido, dio algunos botes a la pelota en la puerta del Consistorio y posteriormente le pasó el relevo a la exjugadora Amaya Valdemoro. Ésta botó la pelota hasta la esquina con la calle Granada y a su vez le envió la bola a Raúl Pérez, quien se fue botando la bola durante un corto tramo de la propia calle Granada. Para entonces varias decenas de sevillanos y turistas curiosos se habían concentrado en torno al balón de baloncesto. Como Alberto y Guille, padre e hijo, que pasaban «por casualidad» por la plaza y se han encontrado con el acto y con dos deportistas a los que admiran, como Amaya Valdemoro y Raúl Pérez. «Somos aficionados al baloncesto y, aunque a la Selección Española no le ha tocado la sede de Sevilla, vamos a ir a ver un par de partidos de Argentina y Croacia, que son los equipos más fuertes que juegan aquí», decía Guille, visiblemente entusiasmado. Finalmente el propio Raúl Pérez le pasó el relevo a otra ciudadana de las que se había inscrito en el reto, la cual se alejó botando hacia la Plaza de San Francisco. El destino hacia el que puso rumbo la bola era Córdoba, la siguiente ciudad por la que pasará el reto. De este modo, la pelota llegó y se fue de la Plaza Nueva en las manos de quienes son «los verdaderos protagonistas del Mundial, la gente de a pie», como se afanaba en decir Amaya Valdemoro. Raúl Pérez y Amaya Valdemoro se pasan la pelota durante el acto. / Pepo Herrera Raúl Pérez y Amaya Valdemoro se pasan la pelota en la Plaza Nueva durante el acto. / Pepo Herrera EL TOUR CIUDADANO El Tour Ciudadano ‘0,0’, organizado por el sponsor San Miguel 0,0% y que servirá para demostrar el compromiso de la afición española con el Mundial de Baloncesto, comenzó en Madrid el pasado 23 de julio de la mano de los hermanos Pau y Marc Gasol, jugadores de la Selección Española de Baloncesto, quienes fueron los primeros en botar el balón del Mundial. Un balón que en total botarán más de 1.000 participantes durante 38 días a lo largo de 5.200 kilómetros, recorriendo así de norte a sur del país a modo de antorcha olímpica. De hecho, la pelota del Mundial estará viajando por hasta 22 capitales de provincia, entre ellas las seis sedes de esta edición de la Copa del Mundo. Así, algunas de las ciudades por las que pasará este Tour Ciudadano ‘0,0’ son Burgos, Bilbao, Zaragoza, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Gran Canaria o Cádiz. Además, esta iniciativa recorrerá 60 municipios de la geografía española. El evento está organizado de tal manera que la pelota permanezca un día entero en cada ciudad del recorrido, y unas 30 personas colaboren en completar el recorrido, en etapas de unos 500 metros cada una. El reto podrá participar cualquier ciudadano que lo desee, previa inscripción y siempre que sea mayor de edad. Con todo ello, está previsto que las personalidades más relevantes de cada ciudad, además de autoridades, deportistas, artistas y caras conocidas de diferentes ámbitos se sumen al reto a lo largo de la ruta. De este modo, el balón llegará a Granada este sábado 30 de agosto coincidiendo con el comienzo del Mundial y el primer partido de la Selección Española en la ciudad de la Alhambra.  

  • 1