martes, 19 marzo 2019
10:30
, última actualización
Toros

Curro Romero recibe el premio taurino de la ciudad de Sevilla

El camero se metió al público en el bolsillo con una sentida intervención que repasó su trayectoria y finalizó con una declaración de amor en toda regla a su mujer, Carmen Tello

el 29 sep 2014 / 21:17 h.

TAGS:

curro-romero-premio MÁS FOTOS DEL EVENTO El diestro camero Curro Romero ha recibido esta tarde la segunda edición del premio taurino instituido por el Ayuntamiento de Sevilla en un solemne acto celebrado en el Salón Colón de la Casa Grande de la plaza de San Francisco. Romero ha estado arropado de un gran número de aficionados y partidarios y ha recibido el galardón –una estatuilla de la escultora May Perea- de manos de Juan Ignacio Zoido que ha presidido un acto que se enmarca dentro de la declaración de la Tauromaquia como Fiesta Mayor y Bien de Interés Cultural por parte de la propia ciudad, tal y como ha destacado Gregorio Serrano, edil de Fiestas Mayores. El informador taurino Carlos Crivell Charneco ofició de portavoz del jurado haciendo un recorrido cronológico por los principales hitos de la carrera del diestro camero en el que destacó los 200 paseíllos realizados en el coso de la Real Maestranza en el que llegó a abrir cinco veces la Puerta del Príncipe y siete, la puerta grande de la plaza de Las Ventas de Madrid. Romero agradeció el galardón con una extensa intervención en la que destacó el papel de su antecesor en el premio, el maestro Pepe Luis Vázquez, al que definió como “uno de los toreros más grandes que ha habido en España y un señor punto y aparte como persona”. “Sevilla me parió como torero; su plaza de toros es bella y la más torera. Sevilla es mi plaza –con permiso de los maestrantes- pero no me olvido de Madrid porque todos los toreros de todas las épocas han querido entrar en esas dos plazas”, evocó el Faraón mencionando otros ruedos de su predilección como los de Jerez, El Puerto, Málaga y Granada”. El veterano diestro aludió a su longevidad taurina: “la culpa la tiene mi sentimiento y mi ilusión; mis partidarios y mis aficionados de toda la vida”, precisó el camero. “Siempre he dicho que he tenido mucha suerte en mi vida torera. Me han esperado y qué bonito es que te esperen. Yo también he sabido esperar a que saliera el toro que yo soñaba para hacer las cosas que yo sentía”, añadió. El torero no renunció a referirse a los momentos más aciagos de su trayectoria: “Las tardes negras me dolían mucho. A veces me tiraban tantas cosas que parecía un muñeco de feria. Al final nos quedamos con lo bueno. Nadie me para por la calle para recordarme el petardo que pegué en algún sitio. Todo el mundo se acuerda de lo bueno”. En esa misma línea, despertó las risas del público recordando que “en Madrid me llevaron dos veces al calabozo; y en Badajoz pasé otra noche entre rejas. A pesar de todo he mantenido la ilusión. Se me ha hecho muy corto, esto ha sido un visto y no visto. El tiempo se ha ido veloz”, rememoró. El camero terminó de abrir su corazón al confesar que “siempre mantuve la ilusión pero en la última década tuve la suerte de encontrar a Carmen Tello. Toreaba para ella”. Romero se dirigió directamente a su mujer, presente entre el público, para agradecerle su apoyo: “Me ayudaste mucho; nunca me he acordado de nadie en la plaza y el día que no venías me acordaba de ti”. Curro siguió despertando carcajadas y ovaciones al reconocer que, inusualmente, se estaba alargando más de lo acostumbrado en su habitual forma de ser: “Me estoy pasando. Las cosas chiquititas son grandes también. No hay que pegar un pase de más. Que Dios nos dé salud a todos…” Cerró el acto el alcalde Juan Ignacio Zoido, señalando que Sevilla había “saldado una deuda”. El regidor afirmó que la figura del camero va mucho más allá “de los límites del toreo para convertirse en un estado de ánimo, en una emoción capaz de elevarte al infinito y devolverte a la tierra cuando las expectativas y los sueños superaban a la propia realidad”. “Con este premio, el Ayuntamiento de la ciudad de Sevilla reconoce y homenajea, de manera oficial y en nombre de todos los sevillanos, a Curro Romero por su trayectoria, por sus triunfos, por su torería, por su arte, por su manera de ser”, señaló Zoido afirmando que el caso de Romero es “singular” en la identificación de la propia ciudad y el matador camero” “Hoy nos sentimos orgullosos de acoger en este salón Colón la entrega del premio taurino Ayuntamiento de Sevilla. Porque nadie puede poner en duda que el toreo tiene como escenario fundamental a Sevilla, representada por su emblemática plaza de toros. Y Sevilla está por encima de todo porque es la madre y maestra de la Tauromaquia”, afirmó el regidor. En esa misma línea, Zoido renovó el compromiso municipal en la protección y la promoción del mundo de los toros en las que se enmarca la creación del premio recibido por Curro Romero que fue estrenado el pasado año por el maestro Pepe Luis Vázquez a título póstumo. El alcalde remachó ese clavo pidiendo “libertad” para los aficionados a los toros. “A nadie se le impone la tauromaquia. A todos se les pide que respeten a quienes sienten que estamos ante una manifestación de hombre, por tanto es cultura, que es capaz de lidiar y estoquear a un maravilloso animal que se no tendría otro sentido sin la corrida de toros. Nadie puede amar más el toro que los participan en la corrida”, precisó.

  • 1