miércoles, 20 febrero 2019
19:56
, última actualización
Local

La CEOE dice que no renunciará a sus principios y pide mejoras urgentes en la reforma laboral

el 22 jun 2010 / 12:07 h.

TAGS:

El presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, afirmó hoy que la  voluntad de acuerdo de los empresarios con sindicatos y Gobierno en  la "nueva fase" del diálogo social "sigue intacta", si bien aseguró  que "nunca" van renunciar a sus principios en lo que consideran la  necesaria "modernización" del mercado laboral.  

En este sentido, afirmó que el decreto de reforma laboral que  convalidará hoy el Congreso es un "punto de partida aún insuficiente  y debe ser mejorado". Al respecto, confió en que el proyecto de Ley  de reforma laboral se tramite de "urgencia" e incorpore mejoras  "sustanciales".

Así lo indicó el patrón de patronos durante la asamblea general  ordinaria de la organización, que arrancó con la felicitación de Díaz  Ferrán al nuevo presidente de Cepyme, Jesús Terciado, quien recibió  un poco entusiasta aplauso.

Según especificó, algunas de estas mejoras deben referirse a una  mayor flexibilidad interna de las empresas, a la eliminación de la  ultractividad de los convenios colectivos, a una mayor concreción en  las causas de despido objetivo y de la corresponsabilidad del Fogasa  en la financiación de las indemnizaciones o a la disminución, que no  penalización, de la temporalidad.

"También nos preocupa la creciente sindicalización de las Pymes  que podría suponer el decreto", añadió Díaz Ferrán, además de pedir  la "eliminación definitiva" del contrato de 45 días y la  generalización del de fomento del empleo.

Así pues, Díaz Ferrán hizo uso de las recientes declaraciones del  ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en las que reconocía que una  reforma laboral más temprana podría haber aligerado la destrucción de  empleo para asegurar que "el tiempo ha dado la razón a los  empresarios". "Se ha perdido un tiempo precioso (en la elaboración de  la reforma laboral) que se ha llevado a muchas empresas y puestos de  trabajo", apostilló.  

En este contexto, Díaz Ferrán aseguró que los empresarios "siempre  han dicho su verdad", y que, en estas circunstancias, incluso se han  mostrado dispuestos a renunciar a una rebaja de las cotizaciones o al  establecimiento de un contrato único para agilizar el empleo para  alcanzar un acuerdo, a lo que añadió: "Debemos insistir en nuestras  propuestas".  

PREOCUPACION POR LA DEUDA PUBLICA.

Por otro lado, el presidente de la CEOE puso énfasis por la  preocupación de los empresarios ante la "crisis" que sobrevuela la  deuda pública española, la única del eurozona, recalcó, que no  crecerá en 2010.

Así, subrayó que el plan de ajuste del déficit del Gobierno se ha  producido "con lentitud e improvisación" y transmite la sensación de  que sólo busca "satisfacer coyunturalmente" a los mercados, lo que  está haciendo que su efecto esté siendo hasta ahora "muy limitado", a  la vista de que no se reduce sustancialmente la prima de riesgo y que  el Tesoro sigue encontrando dificultades para colocar sus emisiones.

"No es tiempo de reflexión, sino de una terapia de choque que vaya  más allá de lo que se ha ido hasta ahora", añadió para advertir de  que mientras no se revierta la situación de la deuda pública no  fluirá el crédito y la salida de la crisis estará "comprometida".

UNA REVOLUCION FISCAL.


Entre las recetas de la CEOE, Díaz Ferrán habló de la necesidad de  acometer una "auténtica revolución fiscal", que persiga reducir y  hacer más eficiente el gasto público, así como evaluar de forma  continua su gestión. En este sentido, el jefe de los empresarios se  quejó del progresivo "desbordamiento del gasto en personal" en el  seno de las administraciones, concretamente de las comunidades  autónomas.

Por otro lado, en el marco de esta revolución, Díaz Ferrán propuso  incrementar la participación de las empresas en el ámbito de las  infraestructuras y los transportes o la reordenación de las  administraciones, para simplificarlas. En este punto, el presidente  de la CEOE llegó a pedir incluso la supresión de las diputaciones.

Asimismo, Díaz Ferrán aseguró que se ha hecho "urgente" una bajada  de impuestos para atraer inversores y reiteró la necesidad de reducir  la imposición sobre el empleo, para poder abrir una puerta a la  creación de empleo.

Por otro lado, el presidente de la CEOE apostó también por "actuar  de forma inmediata" sobre la sanidad, estableciendo el copago  farmaceútico, y las pensiones, aumentando gradualmente la edad de  jubilación, algo que, aseguró, tendría un "reflejo inmediato" en  forma de reducción de la prima de riesgo.

DIAZ FERRAN SE REAFIRMA ANTE LA CEOE.

Por último, aprovechando su comparecencia ante la asamblea general  de la CEOE, Díaz Ferrán agradeció el respaldo recibido por los  empresarios durante los últimos meses, pese a las "dificultades"  sufridas en algunas de sus empresas, y consideró que se han visto  "magnificadas" por los medios.

Dicho esto, el líder empresarial dejó claro que ya no participa en  estas empresas y garantizó que "en todo momento "ha actuado como  presidente de la CEOE con plena independencia". "Como no podía ser de  otra manera, he separado totalmente mi actividad en CEOE de las que  desarrollaba en las citadas empresas, que ya no tengo", sentenció.

  • 1