jueves, 21 febrero 2019
21:12
, última actualización
Local

«La crisis no va a afectar a la apertura de nuevos centros»

Es el nuevo delegado provincial de Salud, donde ha sustituido al histórico Francisco Cuberta, delegado durante los últimos 18 años, un reto que asume con ganas e ideas pese al telón de fondo de la crisis.

el 02 jun 2010 / 19:02 h.

TAGS:

El delegado provincial de Salud, Tomás Martínez Jiménez, en la sede de la Delegación.

-La primera pregunta es obligada: los efectos de la crisis. Dentro de la reforma sanitaria de Sevilla quedan por abrir tres centros de salud (Cisneo Alto, Juncal y Palmete) y las obras de otros tres ambulatorios están pendientes de iniciar (Arenal, Bellavista y Torreblanca). ¿Repercutirá la crisis sobre estos proyectos?
-No. Todo lo que se ha comprometido hasta ahora se va a cumplir en los términos en que se ha establecido porque ese dinero ya está consignado y la línea de trabajo se va a mantener. La crisis sólo podrá afectar al futuro, es decir, puede que nos haga ir más lentos en asuntos que vayan surgiendo a partir de ahora. Las previsiones de apertura de esos centros de salud, por lo tanto, se van a mantener: Cisneo Alto-Las Naciones y Juncal están ya listos para su apertura, que será cuestión de días, y Palmete sigue previsto para final de año.

-La Gerencia de Urbanismo desbloqueó a primeros de año la situación del equipo quirúrgico en el Prado. ¿Cuándo prevé Salud iniciar las obras una vez resuelto este escollo?
-Es cierto que era este problema el que nos había impedido comenzar las obras. Creo que éstas podrán comenzar a finales de año o principios del que viene.

-Junto a la crisis también está la deuda del SAS. Hay preocupación en el sector con que esto pueda hacer retrasar iniciativas.
-No tiene justificación. La Junta hizo a principios de 2009 un esfuerzo muy importante para resolverla y dar liquidez a los proveedores del sistema y empresa con las que Salud tenía servicios contratados [la Junta pagó casi el montante global de la deuda, 1.650 millones de euros, de una tacada]. Por lo tanto, la situación ahora está resuelta y lo que la administración sanitaria pública se propone a partir de aquel enorme esfuerzo es la máxima eficacia en la gestión de los recursos. Le pongo un ejemplo: con la aplicación combinada de la receta electrónica y la prescripción por principio activo [por sustancia y no por la marca del fármaco], las arcas públicas han ahorrado desde principios de la década más de 476 millones de euros.

-Una de las críticas más frecuentes en cuanto a atención primaria es que hacen falta más médicos para mantener un nivel de cupos por paciente que permita pasar suficiente tiempo con cada uno. ¿Qué medidas se van a tomar en cuanto a la plantilla de médicos en este nivel de atención?
-Vamos a centrar los esfuerzos en la estabilidad de la plantilla. Con la última oferta de empleo de Salud la estabilidad que se está resolviendo ahora y otra más que queda, de 5.000 plazas, la estabilidad laboral de la plantilla va a alcanzar a más del 95% de los profesionales sanitarios.

-En los últimos días se ha vivido algún episodio de colapso en las urgencias de hospitales. ¿Hay un problema generalizado en estos servicios de exceso de asistencia o carencias de personal o camas?
-No, los recursos y las plantillas están adecuadas. Eso no quita que en un momento puntual pueda haber un pico de pacientes difícil de controlar. Pero le voy a dar un dato: sólo dos de cada diez atenciones en urgencias precisa de hospitalización.

-La semana pasada la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, aseguró que su departamento "no puede estar cerrado al debate sobre el copago". ¿Significa esto revivir el debate de la financiación de la sanidad pública en plena crisis?
-A veces ocurren estos planteamientos en situaciones económicas adversas, pero no es una propuesta que esté sobre la mesa. Andalucía, en concreto, ha demostrado que se puede gestionar con eficacia de los recursos y además pensamos que aún hay bolsas donde es posible mejorar esa eficacia. El debate del copago es muy complejo porque podría crear problemas de equidad en el acceso al sistema.

-Usted sucede a Francisco Javier Cuberta, que ha sido durante 18 años el delegado provincial de Salud en Sevilla.
-Y siento una enorme responsabilidad por ello. Cuberta ha sido una de las personas que más ha hecho por desarrollar el sistema sanitario público que tenemos en Andalucía.

  • 1