martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Economía

La crispación retorna al 'oro verde'

Nadie lo entiende, pero el precio del aceite de oliva está por los suelos. Y todos se quejan. Por un lado, los productores y, por el otro, los consumidores, que aseguran que para el ciudadano el precio ha bajado siete veces menos que el descenso experimentado en origen. Conclusión: nadie conforme.

el 15 sep 2009 / 21:26 h.

Nadie lo entiende, pero el precio del aceite de oliva está por los suelos. Y todos se quejan. Por un lado, los productores y, por el otro, los consumidores, que aseguran que para el ciudadano el precio ha bajado siete veces menos que el descenso experimentado en origen. Conclusión: nadie conforme.

¿Nadie? No exactamente. La industria envasadora (aglutinada en la patronal Anierac) no está de acuerdo con las críticas vertidas por las organizaciones agrarias sobre la particular crisis de precios que azota al sector productor del aceite de oliva, ya que defiende que la ley de mercado fija las cotizaciones de este producto. A su juicio, la situación actual se justifica por la elevada disponibilidad de aceite de oliva y a la coincidencia con un periodo de dificultades económicas a nivel nacional e internacional, que ha hecho resentir el consumo de un producto que no se define por su bajo precio.

Sin embargo, este argumentario no convence a los consumidores. La asociación Facua denunció ayer que el aceite de oliva se ha abaratado para los usuarios en el transcurso del último año siete veces menos de lo que lo ha hecho en origen.

Su portavoz, Rubén Sánchez, explicó que el precio en origen ha bajado 87,4 céntimos por litro, según los datos de COAG, mientras que el coste para el consumidor ha disminuido en 13 céntimos. Para ver la evolución, los consumidores estudiaron los precios de 38 marcas de aceite en seis grandes cadenas españolas el pasado 15 de enero y lo compararon con un estudio similar realizado en diciembre de 2007.

Según Sánchez, los datos demuestran "un auténtico abuso de los márgenes de intermediación" por parte de las grandes marcas y las cadenas de distribución, por lo que pidieron a las autoridades de Agricultura que examinen si puede haber alguna operación coordinada detrás de este mantenimiento de los precios.

El estudio comparó los precios de 109 productos en envases de uno y cinco litros de las variedades de aceite de oliva virgen extra, suave e intenso.

Los resultados arrojaron que el valor medio por litro del aceite de oliva virgen extra es de 3,21 euros en los envases de plástico de un litro y de 3,07 euros en los de cinco litros. Sánchez criticó que, pese a las bajadas en origen, el precio en los establecimientos experimentó una reducción "poco significativa e incluso numerosas marcas encarecieron diversas variedades".

La Consejería de Agricultura ya expresó su apoyo a cualquier iniciativa conjunta de los productores para concentrar la oferta y ganar así dimensión frente a los grandes grupos que forman la demanda.

Mientras, la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva, donde se dan la mano todos los actores intervinientes, y aunque se supone que ya está en marcha, no revela resultados.

  • 1