martes, 11 diciembre 2018
22:40
, última actualización
Local

La cuarta parte de las denuncias de la Unidad Línea Verde es por los veladores

El grupo está compuesto por una docena de agentes de la Policía Local que, vestidos de paisano, han inspeccionado en lo que va de año 787 establecimientos de la ciudad.

el 14 jun 2014 / 22:13 h.

TAGS:

CUMPLIMIENTO LEY TERRAZAS Una furgoneta de la Policía Local patrulla por una de las zonas de bares más frecuentadas de la ciudad. / Juanma Rodríguez Si usted tiene un negocio, más le vale cumplir con lo que establecen las ordenanzas municipales. La Línea Verde de la Policía Local es la encargada de este control, cuyos agentes han inspeccionado en lo que va de año casi 800 locales. De estas inspecciones han resultado 393 denuncias, de las que un centenar hacen referencia a infracciones relativas a los veladores y terrazas de bares. Tras esta infracción, la más repetida es por carecer de la licencia de apertura. La mayoría de los expedientes abiertos a instancias de particulares, en cambio, lo fue por ruido. Esta unidad pertenece al Grupo de Medio Ambiente de la Policía Local y fue creada en 2003. A la misma pertenece una docena de agentes que a diario hacen su labor inspeccionando locales vestidos de paisano. «Se trata de una revisión administrativa, de todos los documentos con los que debe contar un negocio, como la licencia de apertura y el seguro obligatorio de responsabilidad civil», explica la portavoz de la Policía Local, María Guerrero. En lo que va de año los agentes han llevado a cabo 787 inspecciones rutinarias a establecimientos, de los que en 335 se localizaron irregularidades, según los datos ofrecidos por el Ayuntamiento. Estas infracciones se materializaron en 393 denuncias, lo que implica que varios comercios infringían más de una normativa. De éstas, la mayoría fueron por incumplimiento de la normativa referente a los veladores. En este caso, los agentes han interpuesto la pertinente denuncia a los bares y restaurantes que sin licencia para ello montan una terraza en el exterior. Aunque «lo más habitual es que coloquen más mesas de las que tienen permitido en su licencia», señala Guerrero. Otra de las infracciones más comunes es que «excedan el horario que tienen fijado». «Por ejemplo, los bares con terraza tienen permitido hasta la 1 de la madrugada, pero los que están en zona acústicamente saturada hasta las 23 horas». Por este motivo, la portavoz de la Policía recuerda que la actuación de estos agentes y las decisiones que se tomen tras la inspección dependen de la zona en la que están ubicados los locales y las características de la licencia que le haya otorgado Urbanismo. Si se tienen en cuenta los lugares de la ciudad en los que más denuncias implantan estos agentes suelen coincidir con los declarados como zonas acústicamente saturadas, que son la calle Betis, Virgen de la Cinta, Plaza de la Gavidia, Alfalfa, Reina Mercedes, Enramadilla, Sebastián Elcano, Plaza de Armas, Arenal, Triana Norte, Concejal Alberto Jiménez Becerril y Blanco White, «aunque no siempre». En este sentido, Guerrero recuerda que cambia mucho la problemática de distritos como Macarena o el Centro o Nervión. «En el primero suele haber otro tipo de bar y locales como locutorios, que tienen sus normas específicas», si bien es verdad que, en muchas de estas tareas de revisión de locales menos conflictivos, estos agentes se ven respaldados por los destinados a los distintos distritos de la ciudad. Tras las infracciones de los veladores, las denuncias más numerosas son por no presentar la licencia de apertura (91), sin embargo en muchas ocasiones estas denuncias no terminan en una sanción administrativa «porque con Urbanismo cotejamos que lo que se ha producido es un retraso en la entrega»; incumplimiento del horario de cierre (50); y carecer o no tener en vigor el seguro obligatorio (42). Cuando se trata de expedientes abiertos a raíz de denuncias particulares, o del Defensor del Pueblo, las de ruido son las más numerosas. Así, de 310 expedientes abiertos ya se han cerrado 279, de los que 141 son por ruido. En estos casos, cuando se trata de un local, los agentes trabajan en estrecha colaboración con los técnicos de Medio Ambiente, que realizan las mediciones. En los casos más extremos son estos agentes los que se encargan de cerrar y precintar los locales.

  • 1