jueves, 21 marzo 2019
20:59
, última actualización
Local

La década de amor de los Príncipes

Don Felipe y Doña Letizia conmemoran hoy la celebración de su enlace en la Almudena.

el 22 may 2014 / 12:03 h.

TAGS:

principes-portada Diez años después de darse el sí quiero, los Príncipes Don Felipe y Doña Letizia son la viva imagen del futuro de España y de la Monarquía. Jóvenes, preparados y ampliamente conocedores de la realidad social, económica y cultural, el Heredero de la Corona y su esposa son, una década después de su enlace, que se conmemora hoy, un matrimonio experto en los asuntos del país y dispuesto a asumir la Jefatura del Estado cuando llegue el momento. A sus 46 años, el Heredero de la Corona, el hijo menor de los Reyes de España, es uno de los miembros mejor valorados de la Familia Real, junto a la Reina Sofía. «Es el Príncipe de Asturias mejor preparado que ha habido hasta ahora. O sea que podemos tener confianza, seguridad y, sobre todo, sabemos que tenemos ahí a alguien experto», afirmó el Rey Don Juan Carlos hace poco más de un año sobre el Heredero. «Nuestra impresión es que Don Felipe tiene muy buena imagen, pero no tiene el marchamo heroico que le dio al Rey su actuación en el 23-F», matizó el director de la empresa de estudios de opinión Sigma Dos, José Miguel de Elías. Los Príncipes de Asturias celebran esta década de unión con unas agendas bien definidas y marcadas. Así, Doña Letizia ha completado estos 10 años con un estilo nuevo y un trabajo centrado en la educación y la salud. Por su parte, la creciente actividad de Don Felipe se sustenta en el compromiso de los esfuerzos de los españoles, en especial de los jóvenes ante la crisis. Además, las Infantas Leonor y Sofía garantizan la continuidad institucional de la Corona y hacen visible en estos últimos años el interés de los Príncipes por preservar la privacidad e imagen de sus hijas, la preocupación por su educación y el deseo de asegurarles un estilo de vida lo más próximo posible a la normalidad del resto de niños de su edad. La Princesa siempre ha dejado claro que, para ella, las prioridades son su familia y el apoyo a la labor institucional del Heredero de la Corona, especialmente visible en la entrega anual de los Premios Príncipe de Asturias y, desde 2009, en el conjunto de iniciativas que promueve la Fundación Príncipe de Gerona para ayudar a los emprendedores y fomentar oportunidades para los jóvenes. En este tiempo, el Príncipe, moderado y reflexivo, se ha contagiado de la espontaneidad y la elegancia de su esposa, más impaciente y con carácter, como demostró en su pedida de mano, pocos días después de hacerse pública la noticia de su compromiso, cuando Felipe intentó interrumpirla. Déjame terminar, le reprendió ella ante los medios.   actos oficiales. En los últimos 10 años, los Príncipes han recibido juntos a más de 7.200 representantes de todos los sectores de la vida española en 248 audiencias con cobertura informativa y han intervenido, exactamente, en 1.516 actos oficiales. A ello hay que sumar las actividades institucionales individuales de Don Felipe, que se ha reunido en este tiempo con más de 10.800 personas en 571 audiencias públicas, además de asistir a 938 actos oficiales, y la agenda propia de Doña Letizia, quien ha recibido a más de 2.100 personas en 107 audiencias y ha asistido a un total de 190 actos oficiales. La Princesa ha contribuido, asimismo, a consolidar el papel de Don Felipe como promotor de los intereses españoles en el extranjero a través de 73 viajes en los que han visitado 38 países de cuatro continentes, sin olvidar las 70 visitas del Príncipe a 39 países -incluidas las 38 tomas de posesión iberoamericanas- y los dos viajes de la Princesa a Ginebra para reunirse con expertos de la OMS. Entre especulaciones sobre unos supuestos preparativos de abdicación, que la Casa del Rey siempre ha desmentido y con Doña Letizia sometida a escrutinio continuo por parte de todo tipo de medios, la creciente actividad institucional de los Príncipes ha sido más patente durante los últimos cuatro años, como consecuencia de las nueve intervenciones a las que se ha sometido el Monarca. También han sido años marcados por el distanciamiento público de la Infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, sometidos a investigación por el caso Nóos, años en los que Don Felipe ha insistido en sus llamamientos a la ética y la transparencia en el desempeño de responsabilidades públicas. Hace solo unos días, la presencia de las Infantas Leonor -de ocho años- y Sofía -de siete- junto a sus padres en la tribuna de una ceremonia militar en la base aérea de San Javier reforzaba la imagen de continuidad institucional de la Corona, la de unos Príncipes listos para ejercer sus futuras obligaciones y un Heredero preparado para asumir la Jefatura del Estado cuando llegue el momento.

  • 1