Economía

La demanda de nuevos hogares reflota el ladrillo

Un informe de Economía prevé el crecimiento del sector de la construcción andaluz, la bajada del ‘stock’, la reactivación de la demanda y un freno en la caída de los precios.

el 15 dic 2014 / 12:00 h.

TAGS:

bin_33537734_con_16555998 En los próximos quince años Andalucía será la tercera comunidad del país en la que más hogares se crearán. La población andaluza se estancará, pero la demanda de vivienda –pareja a la creación de nuevos hogares con cada vez menos miembros– seguirá subiendo, eso sí, de forma moderada, hasta alcanzar los niveles de los años 90. Y no hay peligro de que vuelva a surgir un gran paquete de pisos nuevos sin dueño porque oferta y demanda se están equilibrando, por fin. Éste es el panorama que pinta un informe de la Secretaría General de Economía de la Consejería que dirige José Sánchez Maldonado, que pronostica mejores tiempos para el sector de la construcción y que avala la puesta en marcha de actuaciones como el Programa de Impulso a la Construcción Sostenible en Andalucía. Con los datos de proyecciones de población 2014-2064, y por primera vez, de las proyecciones de hogares 2014-2029 del Instituto de Nacional de Estadística (INE), la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo apunta que las tendencias recientes del sector residencial en Andalucía señalan «una recuperación de la trayectoria de crecimiento del mismo, con un descenso del stock de viviendas sin vender, una reactivación de la demanda y un freno en el perfil de caída del precio». Un buen pronóstico para un sector castigado duramente por la crisis al que le costará recuperarse. Según las estadísticas del INE que simulan el número de hogares que se crearán en España en los próximos quince años, en 2029 habrá 19.204.058 en el país, casi un millón (951.171) más que en 2014, lo que supone un incremento relativo del 5,2 por ciento, y un aumento medio de 63.411 hogares al año. Por comunidades autónomas, se prevé un crecimiento generalizado –salvo en Castilla y León y Asturias– destacando Madrid (12,6 por ciento), Murcia (10,1 por ciento) y, en tercera posición, Andalucía, con un incremento del 9,1 por ciento. El aumento esperado en Andalucía es de 286.633 hogares en los próximos quince años, lo que representa el 30 por ciento del total nacional y unos 20.000 hogares nuevos de media cada año. Este crecimiento previsto de los hogares en España se va a producir en un contexto de descenso de la población (habrá 1.022.852 personas menos en los próximos quince años). Es decir, que se va a acentuar el fenómeno de progresiva reducción del tamaño medio del hogar. Hay menos población y sube el número de hogares porque en éstos cada vez viven menos personas. En Andalucía, se espera una tendencia similar, aunque más moderada, ya que la población se prevé que muestre un práctico estancamiento, de forma que el tamaño medio de los hogares seguirá siendo superior a la media nacional, según el informe de la Junta. Con todo, en Andalucía el número de hogares con una sola persona pasará del 22,2 por ciento del total en 2014 al 27,9 por ciento en 2029, según las estadísticas del INE. Centrando el análisis en la creación de hogares en la región andaluza, se aprecia una significativa moderación del ritmo de crecimiento. Así, entre 2000 y 2010, periodo de fuerte crecimiento de la población andaluza por la entrada de población extranjera, se crearon de media más de 65.000 hogares al año, mientras que entre 2014 y 2029 se espera en torno a 20.000 hogares nuevos al año de media, volviendo a niveles similares a los que se registraban en la década de los 90 (unos 33.000). La creación de hogares es uno de los factores que determina la demanda potencial de viviendas. En los años noventa la evolución de los pisos terminados estuvo en sintonía con la creación de hogares (33.500 hogares nuevos y casi 50.000 viviendas terminadas de media al año), pero entre 2000 y 2010 se terminaron unas 107.000 viviendas al año, muy por encima de los hogares que se crearon (unos 65.000), lo que derivó en un notable incremento del paquete de viviendas nuevas sin vender. «Este desequilibrio se está corrigiendo en los últimos años, de forma que desde el año 2010 el número de viviendas terminadas es muy inferior a la creación de hogares», indica el estudio. Según la estadística de stock de viviendas nuevas sin vender del Ministerio de Fomento, a 31 de diciembre de 2013 en Andalucía había 91.212 casas o pisos nuevos sin dueño, cifra que representa el 16,2 por del total nacional (563.908 viviendas), y que, comparado con el parque de viviendas, supone el 2,1 por ciento, ligeramente inferior a la media del conjunto de comunidades (2,2 por ciento), según la Junta. El stock de viviendas nuevas ha registrado un descenso respecto al año anterior, siendo Andalucía la comunidad que ha experimentado la mayor reducción en términos absolutos:bajó en 5.489 viviendas (-5,7 por ciento), casi el 30 por ciento de la caída nacional (19.545 viviendas y un -3,3 por ciento). En 2014 la compraventa se recuperó, según el Ministerio de Fomento, con 50.348 viviendas transmitidas entre enero y septiembre, un 20,3 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. Y las mayores ventas vinieron acompañadas de «un ligero aumento de los precios en el segundo trimestre (0,7 por ciento) y un estancamiento en el tercero, según el INE, en línea con el conjunto nacional».

  • 1