jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

La deuda de una promotora deja sin agua a más de 200 familias de Castilblanco

Un grupo de vecinos afectados se manifestaron ayer tras 23 días con problemas en el suministro

el 02 jul 2011 / 19:25 h.

TAGS:

Con las altas temperaturas que acompañan estos días y con un débil hilo de agua. Así ha comenzado el mes de julio para los vecinos de la urbanización Sierra Norte, en el término municipal de Castilblanco de los Arroyos. Hoy se cumplen 23 días desde que el agua empezara a escasear en las 415 parcelas que forman este núcleo residencial. Por esta razón, unos 85 vecinos afectados se manifestaron ayer a las puertas del consistorio. Su intención era que el alcalde, el socialista Segundo Benítez, los recibiera, pero, al no contar con el permiso necesario para celebrar la concentración, no pudieron cumplir su objetivo.


La presidenta de la Asociación de Vecinos La Majadilla, Teresa López, declaró que este lunes viajará a Sevilla para solicitar en la Consejería de Gobernación los permisos legales necesarios para manifestarse y que calcula que en unos diez días los vecinos volverán a concentrarse, ya que la situación, dice, es insostenible.


"Aquí viven familias enteras, con niños y personas mayores que no pueden valerse por sí mismas. Sin agua no podemos estar", explica Teresa López, que es, además, una de las afectadas por la falta de agua. No es la primera vez que las parcelas de la urbanización La Majadilla sufren cortes en el suministro. Ya desde 2009, durante el periodo estival, el agua era un bien escaso, cortando el suministro durante los fines de semana. Tras varios escritos remitidos al ayuntamiento, los vecinos se muestran cada vez más desesperados. "Con el agua no se puede jugar. Yo soy diabético y es un bien muy necesario para mí", explica Juan Carlos López, otro de los vecinos de la urbanización.


El principal problema es la falta de presión del agua, que no llena el aljibe por lo que llega sólo a algunos hogares y de forma muy débil. "Algunos tienen pozos propios, pero son los que menos", cuenta este vecino indignado.


Unas 200 familias viven de forma permanente en la urbanización
, cifra que aumenta durante en verano hasta unas 100 familias.


Por su parte, el concejal de Obras Municipales y Servicios del Ayuntamiento de Castilblanco, Fernando López, asegura que están trabajando "para que el agua no falte". Desde el ayuntamiento apuntan como principal responsable a la promotora Rústica Sierra Norte. "Ellos son los encargados de cobrar el agua, pero no pagan al ayuntamiento desde mayo de 2008", explica el concejal. La deuda del promotor, que permanece en paradero desconocido, asciende ya a los 100.000 euros, según fuentes municipales. Debido al impago, el pasado 26 de junio la gestión de la urbanización Sierra Norte pasó a ser de cooperación.


El concejal destaca también la insuficiencia de las infraestructuras de la zona, cuyas obras de mejora también pertenecen a la promotora Rústica Sierra Norte. "Tanto las tuberías como el aljibe no están acondicionados para la cantidad de agua que se usa esta época", que aumenta hasta un 35% debido al llenado de piscinas y al riego. El resto del año el agua llega a los hogares con total normalidad.

  • 1