domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

La disputa por la bandera del medio ambiente

Zoido se desmarca con su discurso de los detractores del carril bici, la peatonalización o una Tablada verde

el 12 jun 2010 / 20:38 h.

TAGS:

Programas. El mismo día en el que el PSOE difundió una propuesta vacía de contenido sobre Medio Ambiente con el único objetivo de forzar un debate en el Pleno sobre su política ambiental; el PP se volvió a erigir en abanderado de los parques, las flores y las zonas verdes de la ciudad. Mientras tanto, IU centraba sus esfuerzos en difundir en la Junta de Andalucía y en las organizaciones empresariales y sindicales la relevancia de la convocatoria de una cita internacional de la bicicleta, el Velocity, en Sevilla. La coincidencia refleja lo que será un lugar común de la campaña electoral: los tres grandes partidos quieren patrimonializar la lucha por una ciudad sostenible. Los dos socios de gobierno, para convertirla en una bandera del pacto de izquierdas; el PP, para reforzar aún más un mensaje que le sirvió para obtener la lista más votada en 2007: "Hay cuestiones que no son ni de izquierdas ni de derechas".

 

Reparto de papeles. Pese a que los partidos tengan carta libre para presentar propuestas y promesas en campaña electoral, las tres fuerzas políticas encaran este debate sobre el Medio Ambiente y la sostenibilidad con una trayectoria muy distinta. De entrada, IU es la única que puede mostrar con claridad sus credenciales. No sólo porque los 100 kilómetros de carriles bici y Sevici fueron "el capricho de Torrijos", según varios sectores sociales; sino porque la federación en ningún momento ha ocultado su intención de ir más allá en peatonalizaciones y ampliación de zonas verdes que su socio de gobierno. A las elecciones llegan además como la única formación que aboga por la continuidad. La lista, que reedita el grupo de este mandato, sigue recabando apoyos unánimes en las asambleas orgánicas.

Flexibilidad. El candidato socialista, Juan Espadas, reitera que su gran objetivo es poner en valor los éxitos del Gobierno local, representados especialmente por la peatonalización y la reducción del vehículo privado. Le avala su trayectoria, pero no tanto el origen de su propia candidatura. El desgaste que arrastraba el equipo de Monteseirín no se debía sólo al caso Mercasevilla, las facturas falsas o a sus errores de comunicación. Provenía también de la guerra abierta con sectores que se enfrentaron a la peatonalización de la Constitución, a la implantación del Metrocentro o a los citados carriles bici. Espadas llega apostando por estos proyectos aunque usando un recurso habitual en su rival del PP: el llamamiento al diálogo. El candidato aboga por restringir el acceso al Centro, pero pide más consenso y flexibilidad sobre una norma que en realidad lleva ya tres años en vigor y ya superó su periodo de exposición pública. ¿Hubiera sido realmente posible alcanzar un consenso con determinados sectores para peatonalizar la Avenida de la Constitución, Asunción o San Jacinto?

PP en verde. El PP de Juan Ignacio Zoido arranca en una posición más delicada. En las últimas dos semanas ha aplaudido los carriles bici y las peatonalizaciones, ha reivindicado su papel como gran defensor de los árboles en la ciudad y ha presentado un plan para proteger parques y jardines. "Las políticas ambientales no son un patrimonio de la izquierda. Es todo lo contrario, este gobierno es el que menos ha hecho por los árboles en esta ciudad", señaló en una cita reciente. Antiguas confrontaciones y campañas de protesta junto a empresarios y colectivos vecinales quedan ahora en un segundo plano, una postura que crea un complejo vacío electoral: ¿A quién votarán los grupos de vecinos de Los Remedios que se lanzaron a la calle contra el carril-bici porque lo iba a usar muy poca gente? ¿O los vecinos de Asunción que veían una asfixia para el comercio su peatonalización? Zoido sólo se compromete a arreglar los desperfectos de los proyectos y a dialogar más, pero paradójicamente aboga por seguir la misma línea que PSOE e IU.

Tablada. Y el vacío electoral es mayor en Tablada. Los promotores y empresarios que defendían otro uso para la dehesa se han quedado sin formación política que les represente: Zoido defiende una "Tablada verde", usando incluso el eslogan en el que basaron PSOE e IU una campaña electoral, aunque eso sí por la vía del diálogo. La misma contundencia y el mismo camino que usa el PSOE, aunque en las pasadas elecciones surgieron voces que abogaban por otros usos para la dehesa y pese a la vehemencia con la que se intentaron dos veces las expropiaciones, que ahora sí cuentan con dos sentencias que blindan el terreno del TSJA, y de las que ya nadie quiere oír hablar. Sólo la IU de Torrijos, que ha convertido Tablada en una cuestión personal, e insiste en la expropiación. fjalonso@correoandalucia.es

  • 1