miércoles, 19 diciembre 2018
13:05
, última actualización
Local

La emoción inundó el escenario

Rafael del Estad y la esposa de Francisco Morales no pudieron contener las lágrimas al recibir la mención.

el 30 may 2012 / 19:52 h.

TAGS:

El expresidente del Gobierno, Felipe González, saluda al cantante y compositor Rafael del Estad.

Calor, mucho calor, es el que se sufrió ayer en el teatro Lope de Vega durante la entrega de las distinciones con motivo del día de San Fernando, patrón de Sevilla. Los abanicos eran insuficientes para mitigar las altas temperaturas, pero todo se olvidó cuando comenzó el acto.

Una voz en off presentaba a los premiados, realizaba un pequeño repaso de su vida y explicaba los motivos por los que la Corporación decidió reconocerles.

Todos los galardones mostraban en sus caras la satisfacción de un trabajo bien hecho y finalmente reconocido por su ciudad, pero los momentos más emotivos se vivieron, sin duda, cuando el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido (PP), entregó la medalla al cantante y compositor Rafael del Estad. Éste, a pesar de su precaria salud y postrado en una silla de ruedas, no faltó a la cita. No pudo contener las lágrimas y no fue para menos, porque tanto el flamante hijo adoptivo de la ciudad y expresidente del Gobierno, Felipe González , como el regidor le mencionaron reiteradamente en sus discursos por haber cantando siempre a Sevilla.

También se emocionó la esposa del historiador Francisco Morales y medalla de la ciudad, Elena Ruiz, que al recibir la placa de su esposo, con lágrimas en los ojos, la entregó al cielo.

La otra cara de la moneda fueron Felipe González, Emilio Casinello y Manuel Olivencia. Sus rostros eran el reflejo de la felicidad. Después de 20 años, Sevilla ha tenido a bien reconocer lo que supuso la Expo tanto para el desarrollo de la ciudad como para el de Andalucía.

En el escenario también se observaron muestras de complicidad entre la hermana de la Caridad sor María Pilar Rendón y el profesor Juan Antonio Carrillo Salcedo.

Ya en el patio de butacas no faltaron las caras conocidas como la duquesa de Alba y su esposo, Alfonso Díez ; el torero Curro Romero y Carmen Tello; y los exalcaldes de Sevilla Luis Uruñuela, Manuel del Valle y Soledad Becerril. Dejaron las sillas vacías Alejandro Rojas Marcos y Alfredo Sánchez Monteseirín.

Además, para arropar a González acudieron el presidente de la Junta, José Antonio Griñán y su predecesor, Manuel Chaves, así como históricos socialistas como José Luis Rodríguez de la Borbolla, Luis Yáñez, Carmen Hermosín y Amparo Rubiales.

  • 1