sábado, 15 diciembre 2018
03:11
, última actualización
Deportes

La encrucijada de Pepe Mel en Albacete

Con un triunfo en el Carlos Belmonte el Betis mejoraría los números del último ascenso con el madrileño en 2011, pero con una derrota el técnico empeoraría los de Julio Velázquez, su predecesor en el banquillo

el 12 feb 2015 / 10:30 h.

Entrenamiento del Betis en la ciudad deportiva. / Inma Flores. Entrenamiento del Betis en la ciudad deportiva. / Inma Flores. El partido del próximo domingo en Albacete ha adquirido especial relevancia para el Betis y su entrenador, Pepe Mel, pues el equipo no ha dado el nivel esperado en los dos últimos partidos y los empates cedidos ante Numancia y Ponferradina han frenado el excelente ritmo de puntuación que llevaba y le han impedido asaltar la zona de ascenso directo, justo antes de encarar un tramo que se antoja decisivo de la temporada, pues tras visitar al Albacete el próximo domingo, el Betis ha de medirse con Girona, Mirandés, Valladolid y Las Palmas, todos de la zona alta de la tabla y tres de ellos rivales directísimos en la lucha por una de las dos plazas de ascenso, que no nos cansamos de repetir que este año puede estar más caro que nunca. El Betis, con Mel, ha sumado 12 puntos en 6 partidos (con Merino sumó esos mismos 12 puntos en 4 partidos), lo que no deja de ser un bagaje más que aceptable en condiciones normales. Pero las que rodean al Betis son de todo menos normales. Doce puntos en sus seis primeros partidos también sumó el equipo de la mano de Julio Velázquez (cuatro victorias –Sabadell, Numancia, Girona y Mirandés–, y dos derrotas intercaladas, ante Ponferradina y Albacete, precisamente), al que llovieron las críticas prácticamente desde el minuto uno. En su séptimo partido, Velázquez logró un empate sin goles en Valladolid, así que para mejorar el balance de su predecesor Mel necesita ganar en Albacete, o al menos sumar un punto para que los titulares del tipo “Mel empeora los números de Velázquez” no le estallen en la cara justo antes de un tramo de Liga tan decisivo. Mejorar al de 2011 En caso de lograr la victoria, eso sí, Mel mejoraría incluso los registros que él mismo firmaba en la temporada 2010/11, en la que acabó subiendo de calle un mes antes de acabar la Liga. En la jornada 26 de esa temporada el Betis era 3º con 46 puntos y estaba a cuatro de la segunda plaza que ostentaba el Rayo y a cinco del entonces líder Celta, que al final se quedó sin subir y lo tuvo que hacer la siguiente campaña con 85 puntos, por detrás del Dépor, que sumo 91. La diferencia entre el “Mel mejora los números de su último ascenso” a “Mel empeora los número de Velázquez” es menuda. Y todo depende de lo que ocurra el domingo en Albacete, un campo, por cierto, que al Betis se le da rematadamente mal, pues solo ganó en una de sus siete visitas (con Tapia), sumando tres empates y tres derrotas.

  • 1