viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Local

La falta de disciplina es el principal mal de la educación

La mitad de los andaluces cree que el sistema ha empeorado y apuntan a los padres como los primeros responsables y a los profesores como los últimos.

el 15 ene 2010 / 21:39 h.

TAGS:

El Barómetro de Opinión de este año ha elaborado por primera vez un análisis especial sobre la educación en la comunidad, el quinto problema más acuciante para los ciudadanos. Para la mitad de los entrevistados (49,7%), la educación ha evolucionado a peor en los últimos diez años, y apenas un 28% estima que ha mejorado en esta década. Los responsables de este hundimiento son, a su juicio, principalmente los padres y madres de alumnos (8,4 de responsabilidad sobre 10), seguidos de los propios estudiantes (7,64). Le sigue la televisión, que con un 7,25 se sitúa por encima incluso de la gestión de los gobiernos nacional y autonómico (7,1 y 6,74, respectivamente).

Los profesores, por contra, son los menos responsables de este fracaso, con un 5,27. "Se salvan, pese a que son un actor que suele pagar el desánimo por los fallos en la educación", apunta Eduardo Moyano.

Pese al pesimismo en la evolución de la materia, un 38,3% califica de buena la situación actual de la educación en colegios e institutos, frente a un 23% que la estima mala. "El primero no es un porcentaje elevado, por lo que se percibe que la educación es un problema que preocupa, con muchos matices", añade el responsable del IESA. Los principales obstáculos que encuentra la educación son la ausencia de disciplina de los alumnos (82,8), la poca preocupación de los padres (71,4), la escasa motivación de los estudiantes por aprender (69,5), la violencia (69,2) y la falta de autoridad del profesorado (68,8).

Los andaluces no quieren sólo que sus hijos tengan un título para lograr un buen empleo (21,3%), sino que quieren que los estudios les enseñen a tomar decisiones responsables (40,3%). Sin embargo, el 49,8% de los encuestados no estaría dispuesto a pagar más impuestos para mejorar la educación pública y el 28% cree que los centros privados y concertados ganan en calidad.

  • 1