viernes, 16 noviembre 2018
00:51
, última actualización
Local

La feria agroganadera se hace mayor

La muestra se celebra este año más cerca del centro e incluye atracciones infantiles.

el 14 abr 2012 / 18:37 h.

TAGS:

A pesar de las nubes, numeroso público visitó ayer la feria.
La Feria Agroganadera y Comercial de Los Palacios y Villafranca, que cumple este año su mayoría de edad, se parece más que nunca a la feria estival, y no sólo porque por primera vez se ubique precisamente a partir de la habitual calle del infierno y no en el Centro de Investigación y Formación Agrarias (CIFA) -a tres kilómetros del núcleo urbano- como en los últimos 17 años, sino también porque cuenta con atracciones para los pequeños, varios bares y cafeterías y dos centenares de expositores de los más variados productos por donde circula la mayoría de los visitantes, que son miles desde el pasado viernes y que probablemente hoy, idas las lluvias, serán muchos más. Es lo que espera el alcalde, Juan Manuel Valle (IP-IU), que se estrena en el cargo y que ha considerado que "era hora de darle un nuevo impulso a la feria para regenerarla y que se metiera de nuevo en el pueblo y en el corazón de los palaciegos".

 

Otra novedad que le importa al regidor es que el evento fuera viable económicamente hablando, pues aunque esta feria ha llegado a facturar más de dos millones y medio de euros, al Ayuntamiento le costaba el dinero. Sin ir más lejos, el año pasado arrojó un déficit de 140.000 euros. "Este año no nos costará nada", ha asegurado Valle. Para ello, no sólo se ha contado con patrocinadores y se han aprovechado todas las subvenciones llegadas de Diputación o Adelquivir, sino que cada puesto ha pagado una cuota de 500 euros -300 los locales- más otra de 30 euros en gastos eléctricos. Además, no se ha necesitado transporte como cuando se utilizaba el CIFA, que ahora podrá volver a su verdadero propósito: el desarrollo de la agricultura. Año tras año, los terrenos del CIFA, destinados teóricamente a la innovación agrícola, tenían que privarse de ser sembrados porque el momento coincidía con la Feria del Ganado. "Ya no ocurrirá eso", ha dicho el concejal de Agricultura, Jesús Condán, "y además estudiaremos la forma de conseguir que los técnicos y la investigación vuelvan al CIFA, ahora que el campo debe volver a crear riqueza".

Tras los chubascos de ayer por la mañana, la feria se animó más por la tarde, y es posible que el buen tiempo de hoy le imprima el definitivo impulso a todos, especialmente a los propietarios de las más de 2.000 cabezas de ganado que llenan los corrales para ser vendidas o compradas. El rumor general de los tratantes es que la actividad "estaba floja". La crisis es para todos. Pero todos se mostraban encantados de la organización, del servicio veterinario y de la celeridad administrativa de su documentación después de cerrar los tratos con un simple apretón de manos. Justamente ganaderos y tratantes fueron los cuatro palaciegos encargados de cortar el viernes la cinta inaugural, junto al alcalde y al presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. Eran los cuatro hombres que se inventaron esta feria en 1995, antes de que el Ayuntamiento tomara las riendas -José Manuel Melgarejo, Carlos Amuedo, Manuel Rincón y Miguel Amador-.

Actualmente, como podrán disfrutar los visitantes de hoy, la feria cuenta con una amplia oferta que va mucho más allá del negocio con los caballos, los mulos y las gallinas. Hoy se prevén dos conferencias, una sobre el encaste de las ganaderías bravas y otra sobre la esterilización y microchipado de animales de compañía. Por otro lado, se ilustrará sobre la biomecánica en la equitación y habrá exhibiciones de enganches y doma natural.

  • 1