La Feria de Utrera premia las letras autóctonas de sevillanas y los exornos de casetas

‘La cachifa’ tiene los mejores adornos y María Dolores Fernández lució su sevillana.

el 06 sep 2014 / 23:18 h.

Portada de la Feria de Utrera. / El Correo Portada de la Feria de Utrera. / El Correo Además de buen ambiente, diversión y ganas de fiesta, al pasear por la feria de Utrera también se puede encontrar mucho arte. Y de reconocerlo cada año se encargan sendos concursos que premian las mejores sevillanas y las casetas mejor engalanadas. Uno de los nombres tradicionales que suenan cada edición es el de la caseta La cachifa, situada en plena calle Bulería, en el eje central del Real. Sus socios saben llenar de buen gusto las paredes y el techo de esta especie de casa efímera que sirve como punto de encuentro de muchos amigos a lo largo de estos días, en torno a una decoración donde destacan los espejos, cuadros, lámparas y guirnaldas vegetales, entre otros elementos. En esta ocasión, la labor de las personas que integran la citada caseta ha sido reconocida con el primer premio del concurso de exorno de casetas, que pone en marcha la concejalía de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Utrera, en colaboración con la asociación de caseteros de la feria. Es habitual contemplar a La cachifa entre los primeros puestos cada año en un certamen que, en esta edición, repartió galardones también para la caseta La luna, como el segundo clasificado; y El alboroto, en tercera posición. Pero además se han concedido dos menciones especiales por sus decoraciones a Er candí de la almazara y Jóvenes carrozas, así como un premio que ha otorgado la asociación de casetas a Los 20 gremios. Pero el arte no sólo puede contemplarse en el interior de las 98 casetas que pueblan el recinto ferial, sino que también se expresa en forma de cante. La tercera edición del concurso Utrera por sevillanas ha dado buena cuenta de ello, al haber permitido escuchar una decena de temas interpretados por otros tantos participantes, que regalaron a los asistentes canciones escritas para la ocasión y dedicadas al municipio utrerano, a su patrimonio e historia, a su cultura y sus tradiciones, a su feria y, por supuesto, a la Virgen de Consolación. Entre todos los inscritos, el primer premio –valorado en 800 euros– se lo llevó María Dolores Fernández, con una sevillana titulada Utrera es diferente. Con un canto a las bondades de esta ciudad, a su historia y a aspectos tan autóctonos como el flamenco o el toro bravo, esta utrerana se alzó con el triunfo de un certamen que también dedicó sendos accésit de 300 euros a Consolación Delgado –con la sevillana Campesina y marinera– y a Jennifer Fourcart –que interpretó Utrera te roba el alma–. El concurso de sevillanas tuvo especial interés ayer ya que contó con la presencia del grupo Amigos de Gines. El popular grupo de sevillanas igualmente regaló su buen hacer en el género a las muchas personas que llenaron la caseta municipal en una noche cargada de arte, y en una tierra que ha sido cuna de grandes artistas.   TRISTE PERCANCE Aparte de la fiesta, la feria ha traído consigo una noticia nada agradable que, tras conocerse, corrió ayer como la pólvora entre los muchos utreranos que abarrotaron el Real. Una mujer de 48 años que estaba disfrutando de la fiesta en la noche del pasado viernes, falleció tras encontrarse indispuesta cuando estaba junto a los suyos en el recinto ferial. Según indicaron fuentes del servicio municipal de emergencias, todo se inició en una caseta de la calle Fandango a donde llegaron y comprobaron que tenía convulsiones, por lo que la llevaron al centro médico instalado en la feria. Allí sufrió un primer paro cardíaco, por lo que fue traslada hasta el Centro Hospitalario de Alta Resolución (Chare) de Utrera, donde se sucedieron nuevos paros que acabaron finalmente con su vida.

  • 1