miércoles, 24 abril 2019
12:17
, última actualización
Local

La Feria del Libro reduce un 14% su presupuesto por la crisis

La principal novedad radica en que no habrá zona expositiva en la plaza de San Francisco.

el 23 abr 2011 / 20:34 h.

TAGS:

Los expositores de los editores sólo se ubicarán en la próxima edición de la Feria del Libro en la Plaza Nueva.

La Feria del Libro de Sevilla (FLS) 2011, que se celebra desde el jueves 19 de mayo y hasta el lunes 30 del mismo mes, es la primera edición que se va a ver afectada por la crisis en la propia organización con una reducción del presupuesto de algo más del 14%, es decir, de los 350.000 euros aproximadamente con los que se contaba el pasado año, en esta ocasión el dinero para financiar este encuentro del sector editorial es de 300.000 euros, 50.000 menos que el pasado año.


Por este motivo, según explicó el director de la FLS, Javier López Yáñez, en una entrevista concedida a Europa Press, "sencillamente y como solución hay que intentar racionalizar los recursos, tomando como primera medida reducir el recinto de la feria a la Plaza Nueva, pues la ubicación en la Plaza de San Francisco supone costes añadidos", siendo esta modificación la primera novedad en la edición de este año.


No obstante, López expresó que "pretende "mantener lo fundamental de la feria, un escaparate para la promoción del sector, una buena oferta cultural y el mantenimiento de las ventas", precisando que en momentos de crisis como los actuales la promoción es fundamental y la Feria es "un buen lugar para ello".


En referencia al presupuesto con el que cuenta la edición del año 2011 de la Feria del Libro de Sevilla, el director señaló que hay una reducción cercana a los 50.000 euros, contando con un total de 300.000 euros frente a los 350.000 euros con los que disponía en 2010. A su juicio, supone "una reducción muy importante" y consideró que las salidas del presupuesto de las consejerías de Economía, Innovación y Ciencia y de Educación son "claves" para esta caída, así como la reducción de otros departamentos de la Junta.


En este sentido, López quiso mostrar su agradecimiento a los que han mantenido sus ayudas como el Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Cultura, que "en un año complicado nos da un respaldo importante manteniendo la aportación de 2010".


Por otro lado, el director de la Feria del Libro aclaró el asunto de la reducción de los espacios de celebración de esta edición, apuntando que el principal motivo es "la reducción presupuestaria". En esta línea, afirmó que "la sensatez ha hecho tomar este paso" e indicó que se han conseguido soluciones técnicas para que puedan entrar en la Plaza Nueva el mismo número de expositores que en 2010. "Era más sensato dar cabida a los mismo expositores y no crecer, pudiendo obtener una reducción de costes en instalaciones, servicios, equipos auxiliares, megafonías y otros elementos".


El número de expositores en 2010 fue de 70, mientras este año se cuenta con 63. En cuanto a librerías y editoriales participantes, el pasado año participaron 29 y 23, respectivamente, siendo los mismos sellos los que acuden este año a la Feria del Libro de Sevilla y una librería menos, 28.


En cuanto a instituciones y organismos públicos, menos las consejerías de Educación y Economía, repiten las mismas, aunque reducen sus espacios, pues si en 2010 ocupaban cuatro casetas cada una, este año pasan a hacerlo en dos, "reduciendo así espacio y costes". Al hilo de esto, destaco que "se han aumentando el número de casetas dobles visitables en su interior, lo que disminuye en algo más de 20 metros cuadrados, pasando de los 980 de 2010, a los 960 de esta edición, "prácticamente los mismos de metros cuadrados".

  • 1