viernes, 24 mayo 2019
23:23
, última actualización
Local

La Fiscalía imputa asesinato a un cochero por la muerte de un cámara de TV en la romería de Valme

el 19 mar 2012 / 16:57 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla ha imputado un delito de asesinato a un cochero de caballos por su presunta participación en la muerte de Jesús Ruiz de Castro, el cámara de televisión fallecido en noviembre de 2010 tras permanecer 15 días en coma a consecuencia de la "salvaje" paliza recibida durante la romería de Valme que se celebra en Dos Hermanas, mientras que ha solicitado el archivo de las actuaciones contra un segundo cochero.


Fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla ha celebrado este lunes la comparecencia previa al juicio con jurado popular, al objeto de concretar la imputación de los presuntos implicados, solicitar el sobreseimiento o pedir la práctica de diligencias de investigación en torno a los cocheros citados, que han estado presentes junto a sus abogados.

Según el acta de la comparecencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público imputa un delito de asesinato a uno de los cocheros, Juan Manuel Z.F., mientras que ha decidido solicitar el archivo de las actuaciones respecto a José Manuel L.M., a quien inicialmente atribuía también un delito de asesinato, después de escuchar su declaración.

De este modo, la Fiscalía considera "que no existen indicios" para continuar el procedimiento contra éste último, "ni siquiera por encubrimiento", mientras que la acusación particular que ejerce la familia de la víctima, que le imputa tres delitos de encubrimiento, ha anunciado que, en el plazo de cinco días, pedirá una serie de diligencias encaminadas a "averiguar" la implicación del imputado en cuanto al encubrimiento que le atribuye.

En su declaración, consultada por Europa Press, José Manuel L.M. ha admitido que el día de los hechos estuvo en la romería pero ha negado que viera el otro cochero imputado ni que conozca al matrimonio imputado por el crimen del cámara, por lo que su abogado ha pedido el sobreseimiento provisional de las actuaciones respecto a su patrocinado "en aras además de la economía procesal".

"TERRIBLE" PALIZA

De otro lado, la acusación particular imputa un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento y dos de encubrimiento a Juan Manuel Z.F. --cuyo letrado defensor pide el archivo--, ya que considera que participó en la "terrible" paliza dada al cámara y le propinó "múltiples puñetazos y patadas en la cabeza", tras lo que desapareció del lugar y "se puso de acuerdo" con el matrimonio imputado para "crear una falsa historia que les lleve a intentar poner de manifiesto una supuesta legítima defensa".

El imputado "miente para intentar así escapar a la acción de la Justicia", ha dicho el letrado de la familia de la víctima, Julián Rabadán, quien ha añadido que todos los imputados "inventaron que el cámara intentó agredirles con una navaja".

En esta causa, además de los dos cocheros citados, el juez Juan Jesús García Vélez mantiene imputados por un delito de homicidio el matrimonio compuesto por Francisco Javier A.S., conocido como el 'chino' y que quedó en libertad bajo fianza de 100.000 euros hace 15 días, y Concepción P.R., que abandonó la cárcel el pasado mes de agosto, así como a su hijo menor de edad y a Antonio R.G. y Eduardo S.M., imputados por un delito de encubrimiento.

LOS COCHEROS NIEGAN SU PARTICIPACION

En su primera declaración judicial, los dos cocheros negaron su participación en los hechos y uno de ellos llegó a asegurar que la víctima "se acercó" al coche de caballos portando una navaja de 30 centímetros. Así, Juan Manuel Z.F. señaló que la víctima "se encontraba orinando" en el Cortijo del Cuarto, y cuando pasaron con el coche de caballos, el cámara, "con el pene fuera y subiéndose la cremallera, dijo 'qué pasa, te gusta', aunque no puede decir a quien se dirigía", tras lo que en el carro "no se echó cuenta al incidente".

Tras ello, pudo ver la navaja que portaba la víctima y cómo éste la esgrimía dentro del coche de caballos, por lo que "llegó a pensar que si el cámara se tropezaba podía alcanzarle", tras lo que aseveró que la víctima "se acercó con la navaja" a Concepción P.R., y a su hija menor de edad, a la que llevaba en brazos, todo ello con "peligro" para ambas.

Asimismo, afirmó que el cámara "tenía indicios de ir bebido y, además de hacer gestos con la navaja, usaba expresiones como 'bájate maricón si tienes huevos'", todo ello "mordiéndose el labio mientras esgrimía la navaja", por lo que entiende que Francisco Javier A.S. "hizo todo lo posible por defender a los ocupantes del carro para protegerles de la agresión, intentando evitar que llegara con la navaja y quitársela".

EN DEFENSA DE SU FAMILIA

Al hilo, aseguró que, en su caso, "hubiera hecho lo que hubiera sido necesario para defender a su familia", así como que "no vio que pegaran patadas en la cabeza en el suelo" al cámara, al tiempo que subrayó que, "después de que la víctima golpeara de nuevo" a Francisco Javier A.S. y éste, "para quitárselo de encima, le volviera a golpear, cree que cayó sobre un coche".

El imputado indicó que "no se bajó en ningún momento" del coche de caballos y que "sujetaba los caballos, aunque veía lo que ocurría", así como que "querría haber ayudado a Francisco Javier A.S. a quitarle la navaja a la víctima con intención de proteger a la familia, pero se sentía impotente al tener que sujetar los caballos".

 

Así, se ratificó en la declaración judicial que prestó como testigo, cuando dijo que el principal imputado "dio un primer puñetazo" al cámara para quitarle la navaja, algo en lo que fue ayudado por su hijo, "que empezó a pegarle patadas en la mano hasta que, finalmente, el padre pudo arrancarle la navaja" de la misma.

LOS HECHOS

De su lado, el otro cochero imputado, José Manuel L.M., limitó a ratificar su declaración policial, en la que defendió que no participó en los hechos.

Según la Fiscalía, los hechos tuvieron lugar el día 17 de octubre de 2010, cuando el matrimonio imputado se montó en el coche de caballos conducido por Juan Manuel Z.F., a quien habían contratado previamente, y una vez en la romería, "se apercibieron" de que la víctima, "que se hallaba bajo los efectos de una fuerte intoxicación alcohólica", se encontraba orinando en dicho lugar.

En un momento dado, el cámara se dirigió a la mujer imputada recriminándole que estuviera mirando, lo que motivó una discusión entre el 'chino' y la víctima, que "sacó una navaja y se aproximó" al coche de caballos, "haciendo un ademán amenazador contra los que ocupaban la parte trasera del coche de caballos, familiares" del matrimonio imputado. Tras ello, el 'chino' "le dio una brutal patada en la cabeza a Jesús que le hizo caer al suelo".

Inmediatamente, el matrimonio se apeó del carruaje y, "tras desarmar" a la víctima, "ayudados" por su hijo menor, "le propinaron brutales patadas en el cráneo y en la cara, y también en la zona del tronco, mientras lo sujetaban por los brazos para que no pudiera defenderse", momento en el que el 'chino' "le propinó un fuerte puñetazo en la cara al cámara", tras lo cual "abandonaron el lugar, dejando a Jesús malherido".

  • 1