miércoles, 12 diciembre 2018
03:42
, última actualización

La fiscal pide la condena por doble asesinato para "un monstruo de madre"

El Ministerio Público recuerda que no tiene "ninguna enfermedad mental" y que si mató a los bebés "lo hizo porque quiso".

el 15 sep 2014 / 12:33 h.

madre-Pilas-02 "Un monstruo", así ha calificado la fiscal a la madre acusada de asfixiar a dos de sus bebés, que aparecieron congelados en su domicilio de Pilas, tras pedir para ella una condena por doble asesinato, que se eleva a 40 años. La Fiscalía ha recordado que los bebés nacieron vivos que ella "los mató", y que silo hizo fue "porque quiso", ya que "no sufre ninguna enfermedad mental". La acusación particular, que ejerce el exmarido, ha sostenido que "es muy sencillo matar a un bebé", mientras que su abogado ha aseverado que "Sara López no mató a los niños". En su informe final, antes de que el jurado se reúna para deliberar sobre la culpabilidad o la inocencia de la acusada, el Ministerio Público ha llegado a afirmar que la madre de los bebés "los afixió, da igual como lo hizo", si fue por ahogamiento o de alguna otra forma. "El niño respiró, vivió y luego lo mataron", ha dicho sobre el primer niño localizado, tras lo que ha calificado a Sara "como un monstruo de madre porque no les dejó vivir ni unos minutos" a estos dos bebés. Para ello, se ha basado en los informes de todos los forenses que estudiaron los cuerpos de los bebés y que determinaron que habían respirado tras naccer y que murieron "por asfixia mecánica", uno de ellos por ahogamiento, tras localizar agua en pulmones y estómago. La fiscal del caso ha mantenido que si el padre no hubiera denunciado que había localizado el cuerpo del primer bebé "estaríamos ante un crimen perfecto", ya que "se podrían haber desecho de los cuerpos sin que nos hubiéramos enterado". También hablado sobre su "frialdad, no se inmuta". En este punto ha hecho alusión a que ha sido capaz durante años "de abrir el congelador a coger comida y ver la bolsa con el bebé". "Los niños estaban entre bolsas de menestra y ensadilla y los helados", ha añadido. En este punto, ha repetido varias veces que ella misma, el día que se descubrió el primer cuerpo, le dijo a su compañera: "mañana vais a saber lo monstruo que soy", en lo que para la fiscal supone un reconocimiento del crimen. La salud mental ha sido el otro punto sobre el que la Fiscalía ha montado su argumento para pedir la condena. "No tiene ninguna enfermedad mental", a lo que añadió "si sólo los locos cometieran delitos, las cárceles estarían vacías, hay gente muy mala". Además, ha insistido en que el psiquiatra explicó que "no tiene miedo al marido y que ella tiene una inteligencia superior". Por su parte, la acusación particular, que ejerce el exmarido, ha dicho que "es muy fácil matar a un bebé", pues "sólo tuvo que dejarlo en la bañera con agua". El letrado ha destacado que Sara López "miente" y ha negado cualquier maltrato "físico o psicológico" por parte de su cliente, sino que a su juicio "se ha montado todo tras su detención". En cuanto a la salud mental, el abogado ha recordado que "es absolutamente imposible sufrir nueve meses de amnesia", en alusión al argumento de la acusada que dijo que no recordaba nada de segundo bebé. El abogado de la acusada, en cambio, ha asegurado que "Sara no asesinó a los niños" y que por ese pide su libre absolución. "Es la primera vez que en un juicio de asesinato el fiscal dice que le da igual cómo han muerto las víctimas". El fiscal "no dice cómo ocurrió la muerte, sólo dice que es mala y que tienen que ser condenada", ha afirmado el letrado. "No es un dogma de fe lo que dice un perito, pero tampoco lo que dice el fiscal", ha mantenido su defensa. La acusada rechazó acogerse a su derecho a decir una última palabra.  

  • 1