lunes, 18 febrero 2019
14:50
, última actualización
Economía

La guerra comercial del ‘sin IVA’

Las cadenas comerciales españolas apuestan por no repercutir el alza al cliente

el 30 jun 2010 / 20:36 h.

En una coyuntura como la actual, en la que la debilidad de los bolsillos de los españoles es cada vez más fuerte, conservar al cliente es un tesoro. De ahí que las grandes cadenas comerciales españolas hayan decidido no repercutir el IVA en el precio final y asumir ellas el alza de tributos impuesto por el Gobierno. Es el caso de Carrefour y Mercadona, dos compañías líderes del sector. De hecho, la primera ya anunció el pasado marzo que tomaría esta postura. "Fuimos los primeros en posicionarnos", aseguraban ayer fuentes de la empresa. Así, ha ido informando a lo largo de estos meses a sus clientes de que el día 1 de julio no sería un punto de inflexión en su ticket del carro de la compra. De ahí que ayer ni se produjera ni se esperara una avalancha de consumidores para esquivar el alza de precios.

Lo mismo sucede con la valenciana Mercadona. Ayer mismo, un día antes de la entrada en vigor de la norma, los supermercados de la compañía anunciaban por megafonía que sus clientes podían estar tranquilos, ya que no notarían en ningún caso la subida de precios. De hecho, la firma ha hecho "un esfuerzo en el ahorro" para hacer frente a esta circunstancia. "El impacto económico del ahorro asumido por Mercadona supone el 1%, que es más o menos la media de la repercusión del IVA en nuestros productos", afirmaron fuentes de la empresa.

La cadena, además, es la más barata, según el Observatorio de Precios del Comercio Interior, con una diferencia del 27% respecto a Hipercor y El Corte Inglés, las más caras. Fuentes de esta última, por su lado, aunque no quisieron pronunciarse sobre si repercutirá o no el IVA, aseguraron que el alza coincide el comienzo de las rebajas, en las que ofrece descuentos de hasta el 50%.

En Alcampo no quisieron aclarar si será el cliente final el que pagará el pato, aunque afirmaron que continuarán "con la política de ofrecer los precios más bajos". Tampoco tuvieron grandes aglomeraciones en sus superficies comerciales ayer para anticipar compras.

Pero no sólo en el beber y el comer hay cierto reparo en repercutir el alza de impuestos al cliente, también en el ocio. Una de las empresas que han optado por ello es Isla Mágica. La subida no alterará el precio final de ninguna de las entradas para acceder al parque ni al de los consumos internos.

En lo que respecta a los cines, hay algunos que han decidido también asumir el alza de tributos, como es el caso de Cinesur, grupo al que pertenece, entre otros, el multicines Nervión Plaza de Sevilla. De este modo, entre ir al cine en junio o en julio no habrá diferencias, al menos por ahora y en lo que al precio se refiere, ya que fuentes de Nervión Plaza subrayaron ayer que "de momento la entrada ordinaria seguirá costando 6,50 euros, 7 la de formato digital y 9 euros la de las salas de 3D, aunque no sabemos hasta cuándo".

El autobús sí sube. Pero está claro que el consumidor va a notar la subida del IVA. Y así va a ser en determinados servicios, como el de los autobuses interurbanos, que suben desde hoy una media del 0,70% Este transporte suele revisar anualmente sus precios en abril, si bien en esta ocasión Fomento y las empresas del sector convinieron en trasladar la actualización a julio.

También lo hacen los electrodomésticos, cuyo IVA sube al 18%. Así sucede en Master Cadena. "Hoy [por ayer] estamos ultimando el programa informático y por supuesto que subiremos al cliente ese 2% de IVA, si no, tendríamos que asumirlo nosotros y tal como están las cosas es imposible", señaló el gerente de una de sus tiendas. De hecho, dijo que el consumo está tan parado que ni siquiera se ha notado "más movimiento" en los últimos días.

Mientras tanto, el Gobierno aseguró ayer, a través de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que esta alza tendrá "poca repercusión" en el bolsillo de los ciudadanos y confió en que la subida del IVA no retraiga el consumo. Sin embargo, el Banco de España, en su último boletín, advierte de la dificultad de prever la evolución económica en los próximos meses debido a algunos elementos de "naturaleza transitoria" como la subida del IVA, que ha adelantado decisiones de compra.

  • 1