sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

La Hispalense pide que se baje el precio del máster de profesor

El Defensor Universitario lamenta la «improvisación» de este posgrado.

el 20 jun 2010 / 19:13 h.

TAGS:

El Máster Universitario en Profesorado es, desde este año, el sustituto del antiguo CAP (Curso de Adaptación Pedagógica). El nuevo máster se vendió por parte de las autoridades académicas como una oportunidad de mejorar esta oferta, con un valor mayor que el resto de los posgrados al tratarse de una formación obligatoria que deben acreditar todos aquellos que aspiran a una plaza pública en Educación. Sin embargo, el descontento con el mismo es más que evidente y ha llevado incluso a que el Defensor Universitario de la Hispalense haya elaborado su segundo informe especial desde la creación de la oficina.

Los problemas detectados en el máster de profesorado en la Universidad de Sevilla son múltiples y se relatan uno a uno en el informe citado (se puede consultar en www.defensor.us.es): escasa información, desconexión entre unidades administrativas, improvisación, espacios insuficientes, escasa comunicación entre los centros implicados en esta formación y el Rectorado... Ninguna de estas cuestiones, argumenta el defensor, Ignacio Ugalde, "carecen de importancia pues han podido hacer peligrar los derechos de los estudiantes", 796 matriculados para una oferta de 1.400 plazas.

El Defensor Universitario llama la atención de manera especial sobre las lagunas en lo referente a la demostración de las competencias lingüísticas que todos los alumnos deben acreditar para este máster. Se ha dado el caso de no saber si se podían convalidar o no los conocimientos de un estudiante de Filología, una titulación que, por su propia naturaleza, "proporciona el dominio de una lengua extranjera", relata Ugalde en su informe. En relación con este tema, el Defensor también se queja de "la dificultad de compatibilizar los horarios del máster con la programación diseñada por el Instituto de Idiomas para la asistencia a clase para la adquisición de los conocimientos en los idiomas".

La primera de las sugerencias que hace Ugalde al Gobierno de la Hispalense es que pida a la Junta una bajada del precio del máster, de manera que "tome como referencia el límite inferior que fije la Conferencia General de Política Universitaria". El máster de profesorado cuesta 1.626 euros, una cantidad muy por encima de los 189 euros que costaba el CAP y muy superior también a los poco más de 600 euros que los rectores andaluces reclamaron cuando empezó a dibujarse la nueva oferta formativa.

También reclama a la Universidad que "proceda a mantener la oferta del número de plazas de nuevo ingreso ofertado en la memoria de verificación". El compromiso es ofrecer 1.500 plazas en cada uno de los próximos cuatro cursos. Este año ha dispuesto de 1.400, una cantidad que Ugalde considera "suficiente".

El Defensor alerta de los cambios que han tenido que hacer los departamentos en sus planes de asignación de profesorado, ya que la demanda de docentes para el máster llegó "una vez cerrada la programación de los grados y licenciaturas".

"Los consejos de departamento -subraya el informe- han tenido que reorganizar en más de una ocasión la planificación, que en algunos supuestos ha originado una carga superior a la programada restando eficacia y eficiencia en otras materias".

Por todo ello, reclama una unidad específica para el máster que permita "comunicar, informar y aclarar todos los elementos específicos de unos estudios donde la formación pedagógica y didáctica de 796 alumnos (casi el 40% de los alumnos matriculados en estudios de posgrado en Sevilla) pueda ser planificada, desarrollada y evaluada". 

  • 1