sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

La huelga general será el 29 de septiembre

«El presidente se empuja él solo» hacia el fracaso en las elecciones, asegura Toxo

el 15 jun 2010 / 19:04 h.

TAGS:

La rueda de prensa de Méndez y Toxo en Madrid causó ayer una gran expectación.

Ya hay día, y se confirma que se hará más de tres meses después de la aprobación de la reforma laboral por parte del Consejo de Ministros. Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, confirmaron ayer que el 29 de septiembre es la fecha elegida para convocar la huelga general, la primera con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno -y la séptima en democracia-. La fecha fue adelantada por la mañana por el secretario general de la federación del Metal, Afines y Construcción (MCA) de UGT, Manuel Fernández Lito, quien recordó que para ese día la Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha convocado una movilización en la UE contra los recortes sociales que están decidiendo todos los países miembros.

En rueda de prensa conjunta y multitudinaria, Méndez y Toxo explicaron que la huelga se ha convocado porque han constatado que el texto del Gobierno lesiona los derechos de los trabajadores.

Así, subrayaron que se ha elegido septiembre porque para esas fechas se estará tramitando la reforma en el Congreso y se conocerán las líneas generales de lo que afectará a las pensiones, así como las principales cifras del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2011.

Para Méndez, la reforma es regresiva, no va a generar confianza y resultará inútil para los problemas del mercado laboral, mientras que para Toxo supondrá el abaratamiento del despido, un debilitamiento de la negociación colectiva y un crecimiento del paro, que en un "espacio corto" podría superar los cinco millones de desempleados.

Preguntados por la posibilidad de que el Gobierno rectifique y ellos desconvoquen la protesta, Méndez respondió que la huelga irá adelante porque tienen "el convencimiento de que el Gobierno no puede dar marcha atrás". Según explicó, de aquí al 29 de septiembre va a haber "dos grandes escalones" de movilización. El primero será el 30 de junio, en el que se convocarán y celebrarán concentraciones en las distintas comunidades como un paso previo hacia la huelga general. El segundo será el 9 de septiembre, cuando, indicó Méndez, con toda probabilidad se convocará en Madrid un "gran acto masivo de representantes sindicales" con la vista puesta en la huelga general del 29 de septiembre.

En cuanto a si la huelga general puede afectar electoralmente a Rodríguez Zapatero, Toxo afirmó que ningún acto sindical está pensado para que se produzca un relevo en el Gobierno, ya que depende del voto ciudadano, aunque matizó que el "presidente se empuja él solo, no le hace falta que le den empujones".

De la posible tramitación como proyecto de ley de la reforma laboral, ambos secretarios generales coincidieron en que puede ser empeorada, por lo que ayer iniciaron con CiU una ronda de contactos con los partidos para expresarles su opinión y sus propuestas.

En este ambiente crispado, y ante la aprobación de la reforma laboral hoy, el Gobierno no se aseguró ayer ningún apoyo del arco parlamentario. La reunión entre el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y el portavoz del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, finalizó sin acuerdo. Este último aseguró que su partido se siente "profundamente incómodo" con la propuesta del Gobierno e insistió que hasta que hoy no conozca el texto definitivo del real decreto no anunciará si lo apoyará o no. Así lo dijo a los medios tras confirmar que el ministro de Trabajo le aseguró que el Ejecutivo hará "modificaciones" en el real decreto sobre las condiciones objetivas del despido.

El único que se mostró algo más favorable fue el secretario general de ERC y portavoz de esta formación en el Congreso, Joan Ridao, quien consideró "estimable" la propuesta del Gobierno, aunque también contiene aspectos que no le gustan.

El PSOE admite que habrá cambios en el decreto de reforma laboral 

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, aseguró ayer que las "líneas maestras" de la reforma laboral "ya están trazadas", aunque admitió que el decreto ley que apruebe hoy el Consejo de Ministros puede contener algún cambio. Alonso, que compareció ante los medios de comunicación tras la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso, insistió en que su grupo parlamentario "no excluye" la posibilidad de que el decreto de reforma laboral sea tramitado como proyecto de Ley en el Congreso de los Diputados. Al respecto, aludió a razonamientos "legales" y explicó que el Gobierno debe estudiar con detenimiento la doctrina del Tribunal Supremo que rechazó la reforma laboral de 2002 del Gobierno del PP y que fue impugnada. Asimismo, dijo que en aquella resolución judicial se establece que una reforma del mercado de trabajo debe ser dialogada y consensuada. 

CCOO y CGT anuncian un paro de 24 horas en Renfe el día 25 

CCOO y CGT confirmaron ayer la convocatoria de una de 24 horas en Renfe para el 25 de junio porque temen que el Acuerdo de Desarrollo Profesional contra el que protestan acabe derivando en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). El secretario general del sector ferroviario de CCOO, Juan Carlos Cáceres, señaló que el acuerdo contra el que protestan merman los derechos de todas las plantillas pero que el beneficio económico derivado de esos recortes se centra, sobre todo, en el personal maquinista. Así, según Cáceres, el acuerdo deja de lado al personal de mantenimiento, al de talleres, al comercial, al de venta de billetes o al administrativo lo que, a su juicio, iría encaminado a transformar la empresa en una de "bajo coste". Su homólogo en CGT, José Manuel Muñoz, dijo que parece que el paso siguiente al acuerdo es que en dos o tres meses la empresa anuncie un ERE "al viejo estilo". 

  • 1