sábado, 15 diciembre 2018
13:02
, última actualización
Local

La imaginación al poder

El Enógrafo (Centro). Si quieren hablar de vinos, asesorarse de vinos, vivir el vino,
acudan a esta tienda, y déjense recomendar, ábranse a vinos únicos y singulares.

el 02 mar 2012 / 11:33 h.

TAGS:

Desde octubre de 2011 lo que fue el restaurante vegetariano La Mandrágora es hoy una artesanal tienda de vinos y productos gourmet llamada El Enógrafo. Y lo de artesanal no lo digo sólo por los productos que allí pueden encontrar, que también lo son, sino por la elaboración de muebles y decoración, madera en suelos, vigas en el techo, originales estanterías a base de cajas de vinos, todo salido del magín de Paco Mallén, como esa jaula que nos saluda a la entrada con una copa y una botella de Borgoña. Hombre inquieto, con una acusada personalidad que marca su labor profesional, una trayectoria digna de elogio en el mundo del vino, Paco es un veterano de los que hay que escuchar y tener en cuenta.
Aquí los vinos que van a encontrar son, principalmente, los que le gustan a Paco, todos de calidad, no hay vinos de lineales, eso es para otros espacios comerciales. Aquí hay vinos singulares, distintos, lo mejor es dejarse asesorar, de hecho, quizás las vinerías sean los últimos negocios, como aquellas sastrerías tradicionales, donde se pega la hebra con el cliente, se le asesora profesionalmente, intentando no venderle lo que nosotros queremos vender, sino lo que el cliente necesita, un servicio personalizado donde la mejor recompensa es, como dice Mallén, que el cliente diga: “Paco, que me llevo hoy”, se deja guiar, confía en su profesionalidad.

Además de vinos, en la tienda hay varios tipos de productos gourmet, que, poco a poco y según la demanda, se irán ampliando. Como los vinos, se buscan marcas de calidad contrastada y de distribución a tiendas especializadas, no se encuentran en grandes superficies, por su filosofía de producción, así por ejemplo podemos encontrar las magníficas conservas marineras de Barbate, Herpac, que elaboran desde hace más de 25 años conservas, salazones y ahumados, con especial atención al extraordinario atún de la zona. Si el atún es el protagonista de Herpac, en la castellana La Ponderosa de Cuenca, es la perdiz la estrella de las conservas y precocinados de la casa, aunque también trabajan el morteruelo, el bacalao (ajoarriero de Cuenca), las judías, los adobos (de lomo de orza), carnes y aves. Se trabajan también los patés de Martiko, aunque Paco Mallén sigue en la búsqueda incansable de nuevas marcas que ofrecer a sus clientes. En la tienda también se pueden adquirir copas, decantadores y otros complementos y accesorios contra el vino.En El Enógrafo (“el que escribe de vino” sería desde su construcción filológica del griego), palabra por cierto también inventada por Paco Mallén gracias al acicate intelectual de su hijo, también se realizan diversas actividades de carácter enológico, como cursos de cata.  

La ficha

  • Propietario: Paco Mallén Cerrato.
  • Dirección: C/ Albuera, nº 11. 41001 Sevilla.
  • Horario: de 11:00 a 14:30 y de 18:00 a 20:30.  Sábado mediodía. Lunes cerrado.
  • Teléfono: 954 220 184. 

  • 1