La jueza devuelve 51.000 euros a la sucursal atracada hace un mes en San Juan de Aznalfarache

El juzgado remite a otro el atraco para investigar por separado la muerte de una mujer en el tiroteo.

el 19 jun 2012 / 19:46 h.

La sede de Cajasol, ahora Banca Cívica, en la que se produjo el atraco que acabó con una mujer fallecida. / juan ferreras (efe)

Los atracadores que el pasado 25 de mayo asaltaron la sucursal de Cajasol , ahora Banca Cívica, en el Barrio Bajo de San Juan de Aznalfarache habían reunido un botín de casi 51.000 euros, que no lograron llevarse porque fueron interceptados por una patrulla de la Policía Local, originándose un tiroteo en el que falleció una mujer. El botín será entregado en estos días por el juzgado que investiga el caso a la sucursal bancaria, a la que estos mismos atracadores ya le sustrajeron otros 24.000 euros.

Según informaron fuentes judiciales, la sucursal remitió hace unas semanas al Juzgado de Instrucción número 15, que investiga el caso, la cifra que lograron recopilar los atracadores, que coincidía con la que la Policía Nacional entregó en el órgano judicial. Tras estas comprobaciones el juzgado tiene previsto entregar esta misma semana los 50.985,93 euros robados.

Las mismas fuentes explicaron además que el juzgado de Instrucción número 15 tiene previsto remitir la investigación por el atraco a otro juzgado de Instrucción, en concreto, a alguno que ya tenga abierta unas diligencias por robos anteriores de los dos atracadores detenidos. De esta forma, Instrucción número 15 se quedará únicamente con la investigación por el homicidio de Concepción Barreiro, la mujer de 54 años que falleció tras recibir un impacto de bala en la cabeza cuando esperaba el autobús junto a su hija, en una parada situada justo frente a la sucursal bancaria en la que se produjo el atraco. En este sentido, la Policía ya ha remitido a la jueza, Silvia Patricia Soto, el informe de la autopsia de la fallecida, y fotografías sobre el escenario del crimen, aunque aún no le ha pasado el informe del laboratorio de Balística sobre el arma desde la que se efectuó el disparo que acabó la vida de la mujer, cuya familia no se ha personado en la causa.

El atraco se produjo sobre las 8.30 horas del 25 de mayo en la sucursal de Banca Cívica de la calle Antonio Machado, en el Barrio Bajo de San Juan de Aznalfarache. Dos atracadores entraron en la entidad ocultando sus rostros con cascos de motos y, tras amenazar con las pistolas que portaban, se hicieron con un botín de 59.985 euros. Sin embargo, a la salida una patrulla de la Policía Local les dio el alto, comenzando un tiroteo en el que una mujer resultó fallecida y uno de los atracadores heridos. Los dos fueron detenidos y tras pasar a disposición judicial se les imputó cuatro robos con fuerza, resistencia a la autoridad y tenencia ilícita de armas. Uno de los atracadores, conocido como el Francés, tenía numerosos antecedentes, incluso por homicidio, habiendo ingresado en prisión por primera vez en los 70. El otro, también con antecedentes, reconoció el atraco ante la jueza.

  • 1