lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Cultura

La Junta da largas a la colección Bellver

El consejero niega haber recibido petición alguna por parte de Antonio Pulido, que desde el pasado verano viene demandando a Cultura y Ayuntamiento que respalden el futuro museo.

el 27 ene 2014 / 23:39 h.

TAGS:

Maribel MaribelMontaño y BernardoBueno se reunieron con Bellver en 2008 para cerrar la cesión de la colección. / Javier Díaz La valiosa colección de arte de Mariano Bellver, empresario bilbaíno que lleva una década intentando donar sus más de 300 lienzos costumbristas a Sevilla, está aún lejos de encontrar un hueco en el mapa cultural de la ciudad. Aunque la Fundación Cajasol le ha brindado su futuro museo de la Plaza de San Francisco y el Ayuntamiento anunció recientemente que está dispuesto a poner dinero para sacar adelante este proyecto, el otro socio necesario, la Junta, sigue dando largas al benefactor, a pesar de que en 2008 firmó un acuerdo con él para hacer posible la cesión de sus obras a la capital hispalense. El consejero de Educación y Cultura, Luciano Alonso, de momento, no tiene intención de dar un paso al frente en este asunto. De hecho, el responsable autonómico, preguntado recientemente sobre si la administración autonómica está dispuesta a entrar en la futura fundación que gestione los fondos de Bellver dentro del museo de Cajasol, como hará el Gobierno local, se limitó a responder que desconocía la cuestión. “A mí no me ha llegado ninguna oferta de la Fundación Cajasol al respecto”, zanjó Alonso. Cabe recordar que el pasado septiembre, el presidente de Cajasol, Antonio Pulido, desveló públicamente que la entidad mantenía conversaciones con Bellver para integrar su colección en su futuro centro cultural, aunque reclamaba que la Junta y el Ayuntamiento colaborasen para hacer esto posible. “Nosotros queremos exponer nuestra obra, pero podemos incorporar una parte o todas las piezas de Bellver, pero necesitamos apoyo. Es un proyecto que no se puede articular de forma solitaria”, dijo entonces. El pasado diciembre, el Ayuntamiento confirmaba su intención de formar parte finalmente de la fundación que gestionaría esos fondos, tasados en unos diez millones de euros. En concreto, la delegada municipal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella (PP), anunció que el Gobierno local iba a participar activamente en el organismo que asuma la colección Bellver, aportando económicamente si era necesario. “Nosotros nos hemos reunido ya en muchas ocasiones con el propietario, con Cajasol y con la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, que ha colaborado activamente para llevar esta donación a buen puerto, y ahora estamos esperando a que el coleccionista decida la creación de esa fundación para sumarnos y apoyarla”, dijo. La concejal explicó que el Consistorio carece de “un espacio de las características que necesita la colección” por lo que en un principio apoyó la propuesta de la Junta de ceder una zona del Museo de Bellas Artes, una vez ampliado a través del Palacio de Monsalves, para estos cuadros. Sin embargo, ante el “problema que todos conocemos –el Gobierno central ha descartado continuar de momento con este proyecto–, eso está paralizado”, por lo que respaldó la solución de Cajasol, ya que permitiría que la colección “se quede en Sevilla, como no puede ser de otra manera”. Cabe recordar que recientemente el Málaga mostró su interés por hacerse con estos fondos si Sevilla no alcanzaba un acuerdo con el coleccionista, lo que hizo temer la huida de otro proyecto de la ciudad. La Junta de Andalucía, hasta ahora, había ofrecido como alternativa para los 300 cuadros de Bellver el Bellas Artes, una vez ampliado, usando como espacio de tránsito la sala de exposiciones de Santa Inés, ubicada en el antiguo convento de la calle Doña María Coronel, un edificio que no convenció al propietario por su escasez de metros cuadrados. Organizó también una exposición temporal en la pinacoteca sobre los fondos del mecenas bilbaíno, donde anunció que se había llegado a un preacuerdo para asumir su colección. Sin embargo, desde que el Gobierno central descartó la ampliación del museo, no ha vuelto a proponer posibles soluciones.

  • 1