martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización

Andalucía niega que exista "caos" en la sanidad

La consejera destaca que lel servicio se ha reforzado con 562 profesionales.

el 26 ene 2015 / 14:48 h.

Urgencias_02 El sistema sanitario público andaluz ha reforzado las urgencias hospitalarias con 562 profesionales para hacer frente al aumento de la demanda que se ha registrado en los centros públicos andaluces. Así lo ha señalado la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, durante el pleno extraordinario celebrado este lunes --último de esta legislatura--, toda vez que ha negado que "exista caos" en la sanidad pública, que "no está en ningún caso en alerta por déficit en la gestión o por falta de recursos". Sánchez Rubio ha reconocido que, en las últimas semanas, se ha producido un incremento en la demanda de los servicios de urgencias de los hospitales públicos andaluces, y ha explicado que "es normal que en esta época del año se produzca un incremento de la demanda asistencial", un incremento que "se ha producido a expensas de procesos crónicos descompensadas por cuadros de infección respiratoria y de carácter vírico". Así, la titular de Salud ha señalado que la alta demanda de servicios hospitalarios "no se puede comparar con ninguna otra desde hace 20 años". Según el registro, añade, "ha superado el 40% sobre la media habitual de pacientes atendidos en un día" o que en algunos centros "la afluencia ha sido un 25% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior", es decir, se trata de una afluencia "inédita". Como ejemplo, Sánchez Rubio explica que el pasado 12 de enero se atendieron en el Hospital Macarena de Sevilla "583 urgencias de adultos, y el mismo día de 2014, un total de 375", mientras que en el Reina Sofía de Córdoba "fueron 479 frente a las 328 de 2013". En este sentido, Sánchez Rubio ha reiterado que "el sistema sanitario público ha actuado con diligencia" gracias a "una adecuada planificación y el esfuerzo de los equipos profesionales, clínicos y de gestión y ha matizado que "no ha existido desatención en ningún momento" y que "los pacientes están siendo tratados adecuadamente, con tiempos medios que están por debajo de los recomendados por las Sociedades Científicas". Asimismo, ha apuntado que "la sanidad pública andaluza está capacitada para adaptarse a las distintas realidades de cada tiempo y para responder a situaciones imprevistas". En este sentido, ha enumerado las actuaciones llevadas a cabo para dar respuesta a esta situación. Sánchez Rubio se ha referido a las contrataciones para el refuerzo de determinados grupos de trabajo (562 hasta ahora, casi el doble del año pasado); a la habilitación de nuevos espacios asistenciales; al trabajo realizado para agilizar el horario de las altas hospitalarias, a fin de favorecer que al menos el 30 por ciento de ellas se realicen a primera hora de la mañana, para agilizar el ingreso de pacientes que han estado en observación; o al seguimiento continuo que se está realizando al estado y funcionamiento de los servicios de urgencias. Estas medidas específicas han estado complementadas con las puestas en marcha en el marco del Plan de Mejora de las Urgencias hospitalarias, en funcionamiento desde finales de 2014, que tiene por objeto mejorar y ofrecer una mejor respuesta asistencial de estos servicios. Al respecto, la consejera ha señalado que los hospitales andaluces atienden cada año "una media de 3,3 millones de urgencias". Asimismo, la consejera se ha referido durante su intervención al funcionamiento de las urgencias de Atención Primaria, un recurso que cuenta con 1.516 centros de salud que desarrolla actividad asistencial ordinaria y urgente en su horario habitual y que cuenta con Unidades Cuidados Críticos y Urgencias que prestan asistencial cuando concluye la actividad programada. Asimismo, ha recordado que desde este nivel asistencial se desarrolla, además, atención domiciliaria. Para reforzar estos recursos en el marco del Plan de Alta Frecuentación, se han implantado medidas para mejorar la respuesta asistencial urgente tales como la adecuación de las agendas, el refuerzo de los puntos fijos de urgencias, la planificación de los refuerzos, el aumento de los tiempos de consulta, la aplicación del protocolo de identificación de pacientes frágiles con gripe para seguimiento enfermero y la agilización de las citas para evitar demoras que deriven en un desplazamiento de los casos urgentes banales (niveles 4 y 5) a los hospitales, entre otras. Por su parte, el portavoz de IULV-CA en la Cámara andaluza, José Antonio Castro, ha señalado durante su intervención que lo ocurrido en las urgencias "no solo se debe a picos meteorológicos por el frío, sino que también hablamos de urgencias producto de la pauperización de la atención primaria, que venía ya debilitándose". Por tanto, aboga por "repensar" la atención sanitaria "ante la escasez de dinero con carácter integral". Además, ha preguntado si el Consejo de Gobierno en funciones "podrá asegurar" las conversión de los casi 8.000 eventuales estructurales del 75 por ciento al cien por cien, o "qué incidencia tendrá tras la ruptura del acuerdo de Gobierno la oferta de empleo público anunciada". EL PP "INTENTA ALARMAR A LA POBLACION" El diputado socialista Jesús María Ruiz ha señalado que el PP "está en caída libre y a la deriva al intentar presentar un situación epidémica normal como alarma social", al tiempo que ha criticado que el Partido Popular "se preocupe por su monomanía de la sanidad pública e intente alarmar a la población", y destaca que las urgencias en Andalucía "están dotadas de acuerdo con sus estándares y son las mejor dotadas de España", con una respuesta "rápida, ágil y eficaz". Por última, la diputa popular Ana María Corredera ha lamentado que la sanidad esté "desbordada y colapsada", un problema de "primera magnitud" para enfermos, profesionales y sindicatos. Además, afirma que las urgencias "deberían ser el primer punto de contacto con el sistema sanitario cuando hay problemas agudos de salud, pero se han convertido en una vía de acceso rápido al sistema ante la poca capacidad resolutiva de la atención primaria". Igualmente, señala que el plan de mejora "no ha evitado ni el colapso ni la espera", con "más de 30 horas en algunos centros, y como consecuencia que tres personas hayan fallecido en Huelva, Jerez y Sevilla". "Lo que ha creado alarma es esta macabra realidad, con un plan que ha fracasado porque no ha contado con suficientes recursos humanos y materiales, con falta de previsión y no preparado para la llegada de la alta frecuentación", asegura, al tiempo que lamenta "los brutales recortes en sanidad".  

  • 1