domingo, 18 noviembre 2018
00:09
, última actualización
Local

La Junta exige al Gobierno que deje de "apretar" a las comunidades

Valderas avisa de que "en algún momento tendrán que plantarse ante la injusticia" y Andalucía exige diálogo sobre los recortes

el 10 jul 2012 / 20:48 h.

TAGS:

Alumnos del Instituto Siglo XXI de Sevilla trabajan en el aula con ordenadores.

El Gobierno andaluz lanzó ayer otro aviso y pidió al Ejecutivo de Mariano Rajoy que "se comporte bien" y no "siga apretando" ni siendo "tan duro" con las comunidades. Desde que hace una semana el presidente Rajoy dejara claro que venían más recortes y diera un toque serio a las comunidades, Andalucía no ha parado de lanzar advertencias.

Ayer el foro fue la reunión que el vicepresidente andaluz, Diego Valderas, mantuvo con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.La cita, antecedida de polémica, estaba convocada para abordar la reforma de la administración local y el futuro de los ayuntamientos. Pero como ya advirtió Valderas, Andalucía no perdió la oportunidad de reivindicar un plante "ante la injusticia" de los mercados. El vicepresidente confesó salir del Ministerio "más preocupado" de lo que entraba.

Se desconoce exactamente qué aprobará el Consejo de Ministros del viernes, pero ya desde el Gobierno de la Nación se ha dado por hecho una subida del IVA, un recorte de los empleos públicos y una bajada en el sueldo de los funcionarios. Se introducirá el copago en la ley de dependencia. Todo repercute directamente en competencias autonómicas y existe el temor de que se vuelva a legislar con carácter de normativa básica, lo que obliga a las autonomías a asumir los recortes. En el horizonte se cierne una reforma de las pensiones y las prestaciones por desempleo. A cambio la UE dará un año más a España para reducir su déficit. Mañana jueves hay reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, el órgano que reúne al Gobierno y las comunidades.

Andalucía confía en que se dé cuenta de los nuevos recortes, que teme que de nuevo se impongan unilateralmente y sin consultas. Además se espera que la flexibilización del objetivo de déficit al Estado repercuta también a las comunidades. Andalucía acaba de aprobar un recorte de 2.700 millones de euros a su presupuesto y va a tener serias dificultades para elaborar sus cuentas de 2013. El Gobierno de izquierdas, altavoz de la oposición al Ejecutivo de Rajoy, ha aceptado los recortes con muchas dificultades y tensiones internas. IU ya ha dejado claro que no tragará con más sacrificios en merced del déficit.

El presidente José Antonio Griñán ha endurecido su discurso aunque el PSOE siempre descarta la posibilidad de una insumisión. Su ofensiva, advierten, se encaminará en los tribunales. Andalucía está a punto de formalizar ante el Constitucional sus recursos contra los recortes en sanidad y educación, que restan 10.000 millones en el gasto autonómico.

Ayer el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, sostuvo que España está a punto de pasar de la crisis económica a "una dura crisis social" y advirtió que todo el paquete que ultima Rajoy no hará más que "empobrecer y profundizar en la crisis".

Desde el Ejecutivo andaluz apelaron a la "cautela" hasta no conocer la letra pequeña de los nuevos recortes, pero ya dejaron claro que lo que han oído no les gusta porque "todo el esfuerzo recae en las clases medias y trabajadores". Además la Junta insistió en que todo lo que que afecte a las comunidades "debe consultarse y no presentarse como decisiones firmes", aludiendo directamente al copago en la dependencia o la subida del IVA, impuesto compartido con el Estado al 50%. "Lo más lógico, leal y legal es que el Gobierno abriera un proceso de diálogo y consulta y no se impusieran como un nuevo trágala", advirtió Vázquez. Andalucía insistirá en el CPFF en que no está de acuerdo con el déficit y exigirá un reparto "más equitativo" entre las administraciones.

Sobre la reforma local, que planea la supresión de mancomunidades y la fusión de ayuntamientos, Valderas avisó de que defenderá "con celo" las competencias del Estatuto. El líder de IU no pudo profundizar en el incumplimiento de las inversiones previstas en el Estatuto pero sí reivindicó a Montoro que "fortalezca" la financiación de las comunidades y busque "fórmulas para superar el techo del déficit".

  • 1