viernes, 19 abril 2019
16:11
, última actualización
Cultura

La Junta recupera el fondo documental de Enrique Otte

El Centro de Estudios Andaluces inventaría el material del hispanista

el 29 ene 2010 / 22:13 h.

Carné de estudiante del historiador Enrique Otte.
-->--> -->

El Centro de Estudios Andaluces, institución dependiente de la Junta, ha publicado un inventario detallado del fondo documental de Enrique Otte. El trabajo que ahora ve la luz y que desarrolla el inventario general del Fondo Documental Enrique Otte publicado con anterioridad, supone una excepcional herramienta para la investigación sobre temas inéditos de historia económica y social de Sevilla, Andalucía y América en los siglos XV y XVI.

La herencia que dejó el prestigioso investigador y americanista Enrique Otte (Madrid, 1923 -Berlín, 2006) como capital intelectual para la investigación de los siglos XV y XVI es muy rica y diversa. Supone un valioso conjunto documental conformado por más de 1.500 libros y revistas, correspondencia, manuscritos y más de 100 cajas con anotaciones y transcripciones documentales procedentes de archivos tan diversos como el Archivo General de Indias, el Archivo de Protocolos de Sevilla o el Archivo de la Real Chancillería de Granada.

Desde que la Fundación Centro de Estudios Andaluces, por expreso deseo de Otte, se hiciese depositaria en 2006 de su archivo y biblioteca personales, el ingente legado adquirió la condición de fondo documental. Tras un primer inventario general del material donado por el hispanista, recogido en la publicación Sevilla, siglo XVI: Materiales para su historia económica (Enrique Otte. Centro de Estudios Andaluces, 2008), la Fundación publica un nuevo inventario detallado del Fondo Documental, elaborado por el investigador Jaime J. Lacueva Muñoz, que  complementa y desarrolla el nivel de descripción del primero, aportando una definición más exhaustiva de las dos secciones que integran el archivo de Otte: documentos de naturaleza privada (personales y correspondencia particular) y de naturaleza profesional (procedentes de archivos, becas y cátedra, correspondencia profesional y documentación complementaria).

De las 96 cajas que lo componen, un 60% corresponden a la subsección denominada "materiales", que concentra el grueso de anotaciones, resúmenes y transcripciones en las que Otte recogía la información contenida en los documentos originales conservados en los archivos históricos que consultó a lo largo de su carrera. Según Lacueva Muñoz, "puede afirmarse que el principal interés del Fondo Documental, desde el punto de vista de su utilidad como herramienta de trabajo para los investigadores, se concentra en estos materiales". Asimismo, el archivo de Otte es especialmente rico en información procedente de fuentes notariales, "constituyendo esta serie la joya de todo el legado". Se trata de una ingente colección de extractos de los protocolos sevillanos sólo comparable a la publicada por el Instituto Hispano-Cubano (las transcripciones más antiguas se remontan a 1441).

En señal de agradecimiento, en la actualidad el Fondo Documental Enrique Otte se encuentra depositado en una sala que lleva su nombre en la sede del centro de la calle Bailén. Allí se encuentran acondicionados su biblioteca y archivo, clasificados e inventariados.

  • 1