miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

La ley antitabaco evita 1.500 muertes anuales en España

El estudio, de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) se refiere sólo a los fallecimientos por infarto y cáncer de pulmón.

el 11 feb 2010 / 19:38 h.

TAGS:

Un hombre fuma un cigarrillo a las puertas de un edificio en Madrid en el que se prohíbe fumar.

La mortalidad por tabaquismo se ha reducido en 1.500 personas al año en España desde que se aprobó la ley de medidas sanitarias contra tabaco el pasado 2005, según el estudio que presentó ayer la Sociedad Española de Epidemiología (SEE).

"Estamos convencidos de que la ley ha ayudado a reducir la mortalidad, aunque el consumo de tabaco ya estaba bajando antes de que se aprobara esta normativa, por lo que estimamos que unas 900 muertes se habrían evitado igualmente y unas 600 son resultado directo de la legislación de 2005", dijo en rueda de prensa uno de los coordinadores del grupo de trabajo sobre tabaquismo de la SEE, Manel Nebot.

El otro coordinador, Esteve Fernández, añadió que estos datos son "conservadores" porque "están basados sólo en las muertes por infarto de miocardio y cáncer de pulmón, cuando hay muchas otras enfermedades asociadas al tabaco".

El estudio también concluye que "la ley de 2005 no ha tenido un impacto negativo en el sector de la hostelería, ni en el número de personas ocupadas ni en el volumen de ventas", por lo que Nebot cree que los argumentos contra el endurecimiento de la ley que prevé el Gobierno por razones económicas son "artificiales".

Entre las conclusiones del informe cabe destacar que la ley que prohíbe fumar en espacios públicos cerrados y en algunos bares y restaurantes no ha ocasionado cambios significativos en el consumo de tabaco, que ha seguido reduciéndose al mismo ritmo que antes de 2005. Concretamente, el consumo de tabaco se reduce anualmente una media del 2,2% entre los hombres y un 2,9% entre las mujeres desde el año 1987.

"Es posible que los fumadores hayan reducido el número de cigarrillos diarios desde la aprobación de la ley, pero la cifra no es significativa", aclaró Manel Nebot, que aseveró que la lucha contra el tabaquismo requiere que las medidas legislativas vayan acompañadas de campañas de sensibilización y programas de ayuda para dejar de fumar.

Fumador pasivo. Mucho más significativa resulta la cifra de exposición al humo ambiental del tabaco entre la población en general, que se ha reducido del 50% al 20% desde 2005. Los niveles de exposición han bajado en todos los ámbitos analizados, es decir las viviendas particulares, el trabajo y los espacios dedicados al tiempo libre. En consecuencia, "la mayor parte de las defunciones evitadas gracias a la ley antitabaco las encontramos entre los fumadores pasivos", según Esteve Fernández.

Asimismo, entre los trabajadores de los bares y restaurantes que han pasado de trabajar con humo a trabajar sin humo "el resultado ha sido espectacular", porque "ya disponemos de datos que demuestran que se han reducido los problemas respiratorios entre este colectivo".

No obstante, Fernández recordó que "sólo está prohibido fumar en un 15% de los bares y restaurantes", por lo que muchos camareros y trabajadores de la hostelería siguen expuestos al humo ambiental.

Además, el nivel de aplicación de la ley es muy desigual. Andalucía, junto a Cataluña y Aragón, se situó entre las regiones más activas en materia de inspección y sanción por incumplimiento la ley, al llevar a cabo entre 2006 y 2008 un total de 9.049 inspecciones en locales de ocio y restauración y elevar hasta 491 sanciones. En concreto, el estudio señala que Cataluña, Aragón y Andalucía son las comunidades que más inspecciones realizaron -32.500, 10.000 y 9.000, respectivamente-, seguidas por Cantabria, Navarra y Asturias.

  • 1