miércoles, 17 abril 2019
11:34
, última actualización
Local

La libertad para adelantar las rebajas difumina su efecto en la caja

Los comerciantes reconocen que el público tiene asumido el 7 de enero como fecha clave. Las grandes superficies no empezarán hasta después de Reyes y hay cadenas que aún no lo han decidido pero algunas tiendas ya lucen el cartel

el 28 dic 2013 / 23:30 h.

TAGS:

Son las segundas navidades en las que los comercios tienen libertad para adelantar el periodo de rebajas y lo cierto es que ni hay unanimidad en hacerlo ni consenso en el sector sobre la conveniencia de esta práctica, al menos entre los establecimientos del Centro. Mientras algunos escaparates lucen desde hace días el clásico cartel, otros esperarán hasta el día 2 de enero y un tercer grupo mantendrá la tradición y no empezará las rebajas hasta el 7 de enero. Eso sí, unos y otros reconocen que, aunque todo descuento anima las ventas, el público tiene interiorizado que las rebajas de invierno comienzan después de Reyes y no va de tiendas buscándolas sino porque son fechas de compras navideñas que, con o sin rebajas, se resienten por la crisis. rebajas-navidad“Empezamos ayer [por el viernes]. El año pasado también las adelantamos pero no tanto, al día 2, y yo creo que la empresa no va a volver a adelantarlas tanto porque es un fracaso”, explica Manuela Velázquez, segunda encargada de la tienda Trucco en la calle Tetuán. El local no está ni mucho menos vacío y en la caja se acumula una pequeña cola para pagar. Sin embargo, Velázquez tiene claro que siendo Navidad y con rebajas “sería para que la cola llegara hasta la puerta”. Una de las cadenas que más ha adelantado las rebajas este año es la de las zapaterías Pilar Burgos, que colgó el cartel de Rebajas el 19 de diciembre y lo mantendrá hasta el 20 de febrero. La responsable de la tienda de La Campana asegura que ya las adelantaron el año pasado y da buenos resultados porque “la gente cuando ve ofertas se anima, sobre todo clientas fijas que han visto los precios que teníamos y que realmente los hemos bajado”. Reconoce que es difícil comparar con el consumo de años atrás en los que no existía esta libertad porque el factor determinante en las compras no es otro que la crisis. “Antes no hacía falta esperar a las rebajas pero ahora sí se mira más”, alega. rebajas-navidad-02Los grandes almacenes como El Corte Inglés y grupos como Inditex (que aglutina marcas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka o Stradivarius) mantienen la política de esperar hasta el 7 de enero, lo que no quita para que tengan algunos artículos en ofertas especiales con las que atraer a la clientela. Otras cadenas como Mango, Women Secret, Blanco o Precchio aún no han dado instrucciones precisas a sus dependientas. El año pasado, todas ellas adelantaron las rebajas al 2 de enero y algunos establecimientos han recibido ya el kit de montaje para éstas (carteles, etiquetas y demás), como es el caso de Blanco, en la calle Sierpes, pero las responsables de las tiendas no saben aún qué día tendrán que colgarlos. “Si se adelantan, nos avisarán el lunes”, vaticina Rocío Gil, encargada de Women Secret que, no obstante, anuncia en su escaparate descuentos puntuales de hasta el 50%. Tampoco la responsable de Mango tiene claro qué pasará este año ni una opinión clara sobre si el hecho de adelantar las rebajas tiene efecto en el consumo o no. De hecho, sin rebajas, ayer apenas podía pararse a hablar porque la caja estaba a tope pero tiene claro que no hay recetas mágicas. “Unas veces funciona y otras no, depende del año”, subraya. “Sí se vende algo más pero la gente esta hecha a que empiezan el día 7 de enero. En verano las adelantamos y el 1 de julio es cuando vino más gente”, explica Rocío, encargada de Precchio, que el año pasado comenzó las rebajas de invierno el 2 de enero pero este año aún no ha comunicado la fecha oficial a las dependientas. Rocío Diz, de la tienda Festa, coincide en que “la gente tiene previsto que empiezan el día 7 de enero y no lo nota aunque las adelantes”. Este comercio de ropa de mujer, en la calle Sierpes, comenzó las rebajas el 20 de diciembre y según su responsable “con el paso de los días la gente se da cuenta y algo más se anima, pero es que antes de las rebajas también tuvimos promociones”. Es la tónica general. Aunque las tiendas opten por mantener el periodo tradicional de rebajas, pocas son las que no tienen algún artículo de promoción, como un lote de vestidos en Punto Roma, en la calle Alfonso XII. No obstante es una excepción, como destaca la encargada, Eva Cruces, que considera “un error” adelantar las rebajas porque “cuando se empieza a vender es ahora y no se vende más porque empiecen las rebajas antes, la gente esta hecha al 7 de enero”. No obstante, Cruces reconoce que “cada vez hay más tiendas que las adelantan y no sé si al final entraremos todos los comercios en eso”. En la tienda de deportes Décimas del centro comercial Plaza de Armas, todas las zapatillas deportivas marcan dos precios, supuestamente el original y el rebajado, si bien sus responsables dejan claro que son solo descuentos. Las rebajas oficiales no empiezan hasta el 7 de enero, subrayan sorprendidas de que haya establecimientos que ya tengan colgado el cartel con la palabra mágica. Los “descuentos de Navidad” son también utilizados por establecimientos especializados para sacar stock, como es el caso de la tienda Kahyra de vestidos de fiesta y ceremonias. “Se vende mucho más la colección de primavera que ésta, así que llevamos todo el mes con ellos. Ya lo hicimos el año pasado pero las rebajas oficiales empiezan el día 7”, explica su responsable. En el caso del establecimiento de ropa de hombre de la cadena Hackett London, en la calle San Eloy, el cartel de “todo al 30%” que llena el escaparate no responde a una oferta navideña sino a una promoción que lleva todo el mes de diciembre “por el octavo aniversario de la tienda”, explica Genoveva, una de las dependientas. “De momento está hasta el día 30 y las rebajas no sé si este año los jefes decidirán adelantarlas pero nosotros siempre esperamos al día 7”. El Gobierno central aprobó el año pasado el Real Decreto que da libertad a los comercios para decidir cuándo ponen rebajas y amplía las horas semanales de apertura y los domingos y festivos que pueden abrir. Una norma controvertida que no ven con buenos ojos asociaciones como Aprocom por considerar que perjudica al pequeño comercio y que la propia Junta recurrió ante el Tribunal Constitucional al entender que invade las competencias de la comunidad autónoma en cuanto a su potestad para definir los festivos que los locales pueden abrir. El recurso aún no ha sido resuelto por el Constitucional y puesto que la norma entró en vigor el 1 de enero de este año, las tiendas ya pudieron adelantar las pasadas rebajas de invierno. Entonces, según la Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía se acogieron a esta posibilidad el 20% de los establecimientos –la mayoría iniciaron los descuentos el 2 de enero– mientras que el 80% optó por mantener la fecha tradicional. En verano, en cambio, hubo mayor diversidad en el sector. Queda ver el balance final de esta Navidad, dado que hay establecimientos que aún no lo tienen decidido. El efecto arrastre de las grandes superficies influye y éstas, de momento, siguen fieles al día 7.

  • 1