sábado, 20 abril 2019
22:25
, última actualización
Deportes

La lluvia malaya clava al Ferrari

Fernando Alonso saldrá desde la décima fila junto a Hamilton.

el 03 abr 2010 / 11:35 h.

El diluvio que ha vuelto a caer, como es tradicional en el circuito de Sepang, a la hora de la sesión de clasificación del Gran Premio de Malasia ha hundido a los Ferrari de Fernando Alonso y el brasileño Felipe Massa y a los McLaren-Mercedes de los británicos Lewis Hamilton y Jenson Button en las últimas filas de la formación de salida.

Las consecuencias de retrasar la salida a la pista son que Fernando Alonso saldrá desde la décima fila junto a Hamilton, detrás suyo tendrá a Massa y en la fila de delante estará Button, que aunque logró por tiempo clasificarse para la segunda eliminatoria, se salió de la pista y no pudo participar en la misma.

Red Bull-Renault ha conseguido la tercera pole de la temporada, en esta ocasión gracias al australiano Mark Webber, que tendrá a su lado al alemán Nico Rosberg (Mercedes), mientras en la segunda estarán otros dos alemanes, Sebastian Vettel (Red Bull) y Adrian Sutil (Force India-Mercedes).

La lluvia no faltó a su habitual cita de todas las tardes y comenzó a caer pocos minutos antes de iniciarse la sesión de clasificación y entonces entraron en conflicto el sentido común y los radares con la previsión meteorológica.

Los que utilizaron el sentido común salieron a la pista nada más abrirse y consiguieron un tiempo para pasar a la siguiente eliminatoria. El polaco Robert Kubica (Renault) era el más rápido, por delante de Pedro de la Rosa (Sauber-Ferrari). Los que se fiaron de la tecnología que preveía que dejara de llover permanecieron atrincherados en sus garajes.

A medida que pasaba el tiempo la lluvia en vez de cesar caía cada vez con mas fuerza y dejaba la pista en peor estado, así que cuando salieron todos los coches, los que habían permanecido atrincherados en su garajes tenían ante si una misión imposible, superar el corte.

Como había que rodar el límite para conseguir un tiempo y la pista estaba cada vez peor, los trompos eran constantes y de ellos no se libraron, ni Hamilton, ni Button, ni Alonso, ni Senna, ni Petrov, ni casi nadie.

Con la lección aprendida por las eliminaciones de los Ferrari y McLaren, al darse la salida de la segunda eliminatoria todos salieron a la pista para evitar sorpresas y en ella cayeron Pedro de la Rosa, que en su última vuelta tuvo que adelantar a dos coches y perdió un tiempo precioso que le hubiera permitido meterse en la última parte y Jaime Alguersuari (Toro Rosso-Ferrari).

Cuando se inició la tercera y última parte comenzó a caer el diluvio y cuando los diez coches supervivientes estaban a punto de completar su primera vuelta lanzada, el director de carrera el británico Charlie Whiting decidió suspender la misma en espera de que mejorara el tiempo.

Tras dieciocho minutos de interrupción se reanudó la sesión de clasificación y en ella Webber sorprendió con el mejor tiempo, se esperaba que fuera su compañero Vettel, que había ya logrado el primer puesto en las dos primeras pruebas de la temporada y que siempre ha ido muy bien bajo la lluvia, y junto a él Nico Rosberg lograba el segundo puesto.

Del alemán Michael Schumacher (Mercedes) se podía esperar también un mejor resultado, su compañero ha sido segundo, pero al final se ha tenido que conformar con la octava posición.

Para la carrera de mañana se mantiene el pronósticos de tormentas, por lo que podrá ocurrir como hoy cualquier cosa y quizás los últimos en salir sean los primeros.

  • 1