sábado, 20 abril 2019
22:20
, última actualización
Local

La madre Alba se mostró indiferente ante el estado de su hija

Según explicaron ayer los mossos d'esquadra que llevaron a cabo la detención de Ana María C., madre de Alba, ésta se mostró "impasible" ante la noticia de que su hija se encontraba clínicamente muerta debido al golpe que sufrió en la cabeza.

el 15 sep 2009 / 19:54 h.

TAGS:

Según explicaron ayer los mossos d'esquadra que llevaron a cabo la detención de Ana María C., madre de Alba, ésta se mostró "impasible" ante la noticia de que su hija se encontraba clínicamente muerta debido al golpe que sufrió en la cabeza, e instantes después, una vez detenida en comisaría, se echó a dormir en cuanto la dejaron en el calabozo.

De la misma forma declaró la agente que acompañó a la acusada, afirmando que ésta reaccionó con "indiferencia" a esa noticia, y que cuando se le informó de que estaba detenida comentó a los agentes que era "mentira" y que tendrían que "demostrar" que su hija había sido apaleada.

Por su parte, Francisco Javier P., al igual que su compañera sentimental, no manifestó "ningún tipo de reacción" cuando se le comunicó el estado de la pequeña Alba, se mostró "frío" y durante su traslado a la comisaría no articuló palabra.

Pruebas reveladoras. En el juicio, que continúa celebrándose en la Audiencia de Barcelona, declaró ayer uno de los mossos que registró la vivienda de los procesados, y explicó que la encontraron "sucia y desordenada", e incluso detectaron varias gotas de sangre visibles en la habitación de la niña e imperceptibles en el resto del piso.

Según la declaración de los agentes, la cama de Alba tenía unos 45 centímetros de altura y en sus alrededores no se encontró ningún mueble u objeto con el que la niña pudiera haberse causado el golpe que la dejó inválida.

También se reproducirá ante el tribunal una declaración que Maite, hermanastra de Alba, efectuó ante el juez instructor, y en la que la menor incriminaba a su padre en los maltratos contra la pequeña.

  • 1