martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Cultura

La magia del sol

El Circo du Soleil estrena esta noche en Sevilla su espectáculo Varekai. En la imagen, sobre estas líneas, artistas de la compañía en el escenario durante el ensayo general. Fotografía: Paco Cazalla.

el 15 sep 2009 / 21:52 h.

La gran carpa del Circo del Sol ya se levanta orgullosa sobre el Charco de la Pava, unos terrenos sobre los que establecerán su hogar los miembros de la compañía canadiense. Desde esta noche y durante siete semanas, acamparán en Sevilla los nómadas del circo que ha revitalizado el género.

Canadá, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y, ahora, Europa. Desde que en 2002 Varekai se estrenara en Montreal, la compañía canadiense Cirque du Soleil no ha parado de girar por todo el mundo al más puro estilo de los personajes a los que está dedicado el espectáculo, los nómadas. Ahora, su enorme carpa, el Grand Chapiteau, se instala en Sevilla durante casi siete semanas.

Varekai, que hasta el 15 de marzo se representa en la capital hispalense, trata de un mundo extraordinario situado en lo profundo de un bosque habitado por seres fantásticos. El título del espectáculo, una suerte de revisión del mito de Ícaro, significa 'en cualquier lugar' en la lengua romaní de los gitanos, y pretende rendir homenaje "al espíritu nómada, al alma y a la tradición circense y a los que buscan con pasión el camino que lleva hasta este mundo", informan los responsables del circo.

Durante las casi dos horas y media que dura el espectáculo (aparte del descanso de media hora), un torrente de luz y color deslumbrará al espectador, que podrá disfrutar de un espectáculo protagonizado por artistas, payasos, acróbatas y malabaristas. Los catorce números que componen el show sólo pueden ser realizados por artistas muy experimentados pues requieren de una enorme precisión, así como un gran esfuerzo.

Acróbatas suspendidos en el aire realizan ejercicios con aros o suspendidos en correas, payasos que protagonizan divertidos números cómicos, contorsionistas que se colocan en situaciones imposibles sobre unas varas, bailes acrobáticos, artistas que se impulsan con trapecios rusos o con camas elásticas, trapecistas que dibujan figuras en el aire, malabaristas que hacen increíbles juegos con bolos, pelotas y sombreros, manipulados con las manos, los pies, la cabeza y hasta la boca... La carpa del Circo del Sol albergará durante unas semanas a estos artistas y a un sinfín de criaturas de fábula en un espectáculo que cuida hasta el último detalle el vestuario, el maquillaje y la música, siempre en directo.

Para que todo esto sea posible, la compañía ha desplazado hasta la ciudad a un equipo de más de 200 personas, entre artistas, técnicos y personal administrativo (y sus familiares), y además ha contratado a otras 50 personas en la ciudad. Durante el tiempo que pasará en Sevilla, el equipo se repartirá entre un par de hoteles de la ciudad y apartamentos alquilados para el personal.

"Sevilla se ha convertido en una parada obligatoria, tras el éxito obtenido con Saltimbanco y Dralion" y se mostró convencido de que "el público sevillano se emocionará de nuevo con Varekai, tal y como lo ha hecho con las anteriores producciones", según el director general de la gira, François Perron.

  • 1