Economía

La marca blanca es cuatro veces más barata que las líderes

Los precios de una marca líder pueden llegar a cuadruplicar los fijados para una marca blanca, según el análisis sobre 123 productos realizado por la organización Facua

el 15 sep 2009 / 22:00 h.

TAGS:

Cristina Fernández de Kirchner. Presidenta de Argentina

El precio de un producto de una marca líder puede llegar a multiplicar por más de cuatro el de una marca blanca, según un estudio elaborado por Facua sobre un total de 123 productos en seis cadenas de supermercados, entre las que se encuentran Carrefour y Mercadona.

Así, la organización ha detectado la mayor diferencia de precios en los refrescos de cola, ya que una botella de Coca-Cola de dos litros cuesta 1,36 euros, un 14% por encima del precio de su principal competidor, Pepsi, y un 353% más si se compara con los 0,30 euros de la marca más barata, Primer Precio, de Alcampo.

En el caso de la leche, según el estudio, el precio de un brik de un litro asciende a 0,83 euros en el caso de Asturiana, entre 0,86 y 0,94 euros en el de Pascual y entre 0,78 y 0,83 en el de Puleva, hasta un 84% más que la marca con el precio más bajo del mismo establecimiento. En concreto, la leche con el importe más económico de las analizadas es Primer Precio de Alcampo, a 0,48 euros, seguida de 1, de Carrefour, a 0,49 euros.


Asimismo, el precio de una lata de cerveza Cruzcampo de 33 centilitros es de 0,49 o 0,50 euros, según el establecimiento, lo que supone entre un 25% y un 127% más que la marca de distribuidor de cada supermercado o hipermercado. En este caso, según Facua, el precio más bajo es el de Discover, de Carrefour, con 0,22 euros, seguido del de Finkbrau, de Lidl, de 0,25 euros.


Igualmente, un brik de un litro de zumo de naranja Don Simón oscila entre 0,62 y 0,90 euros, en función del establecimiento, frente al otro extremo en el que figuran los 0,49 euros de la marca comercializada por Lidl.


Así, Facua consideró que este estudio es suficientemente significativo para demostrar que existen diferencias de precios “abusivas” en algunos casos y animó a los consumidores a que comparen precios y calidad entre marcas comerciales y marcas blancas, pues en la cesta de la compra “es fácil recortar gastos porque sí hay competencia”.


Asimismo, aconseja a los consumidores no dejarse manipular por la guerra comercial y las campañas publicitarias desarrolladas por distintas firmas sugiriendo que las marcas blancas son de menor calidad.


Además, les recomienda que tomen sus decisiones de compra basándose en el precio y la calidad de los productos, además del nivel de agrado que les provoque el sabor de cada variante.

  • 1