lunes, 19 noviembre 2018
20:16
, última actualización
Local

La mitad de los conductores admite que habla por el móvil sin 'manos libres'

Un 16% admite que manda correos electrónicos o SMS mientras está al volante.

el 26 jun 2012 / 16:53 h.

TAGS:

La mitad de los conductores reconoce que habla por el móvil mientras conduce sin usar un dispositivo 'manos libres' y un 16 por ciento admite que manda correos electrónicos o SMS, según se desprende de una encuesta realizada por el RACE y Windows Phone a 1.400 conductores. Además, un 15 por ciento de los concuctores afirma que ha sufrido una situación de riesgo por el móvil.

   No obstante, un 62 por ciento de los encuestados asegura disponer de un dispositivo de manos libres en el vehículo, la mitad de ellos integrado en el mismo y un 50 por ciento conoce la sanción por hablar por el móvil o manipularlo.

   En esta línea, el 89 por ciento opina que el teléfono móvil puede suponer un riesgo de accidente, tanto como pasajero de un vehículo como peatón, aunque subraya su utilidad para alertar o avisar en el caso de un incidente o accidente. El 36 por ciento dice que utilizó su móvil ante una emergencia, sobre todo para alertar de ella.

   Sin embargo, el estudio refleja otros datos cuando se pregunta a los usuarios por el resto de conductores. Concretamente, un 99 por ciento dice haber visto a otros conductores hablar por el teléfono móvil sin un sistema de manos libres, entre los que destacan un 77 por ciento que ha visto hablar a otros usuarios siempre, casi siempre o la mayoría de las veces.

   Igualmente, un 54 por ciento de los conductores asegura haber visto a otros usuarios manipular el teléfono en actitud de consultar o enviar un mensaje o correo.

   Además, el estudio señala que los conductores son de la opinión de que enviar un SMS o correo al volante entraña un riesgo mayor que beber alcohol si se va a conducir, y ambos por encima del hecho de hablar por teléfono sin manos libres. Por el contrario, hablar con los pasajeros es la actitud menos peligrosa para los usuarios, seguido de hablar por el teléfono con manos libres.

   El trabajo de RACE y Windows Phone también ha evaluado 136.800 sanciones por uso indebido del teléfono móvil al volante, por las que  141 conductores perdieron el carné de conducir móvil entre 2009 y 2012.

   En definitiva, el informe recalca que el uso del teléfono móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes y que el riesgo que percibe el conductor cuando habla por el móvil al volante puede equipararse a la conducción con alcohol.

   Concretamente, explica que la desatención por el uso del teléfono móvil supone dos momentos de peligro para la circulación: en el que se buca y se localiza el terminal para recibir o realizar una llamada, y la propia conversación, lo que supone dejar de atender a la situación del tráfico.

   RACE y Windows Phone han presentado una nueva aplicación RACE de Seguridad Vial para Windows Phone, con novedades como el aviso por voz de la proximidad de tramos de riesgo o radares, o la gestión de rutas.

  • 1