martes, 19 febrero 2019
00:48
, última actualización
Local

La mitad de los consistorios aún debe ajustar los sueldos

Brenes no aplicará el recorte en los cargos públicos por sus bajos salarios

el 26 jun 2010 / 17:11 h.

TAGS:

Alcaldes y otros altos cargos, en la recepción que la Diputación ofrece en Feria.

Cuando estamos a punto de estrenar el mes de julio, momento en el que en buena parte del país entrarán en vigor nuevos sueldos para los cargos públicos, en 13 de los 46 municipios que forman el área metropolitana de Sevilla están aún pendientes de concretar las medidas, ocho lo aprobarán en pleno la próxima semana e incluso uno, Brenes, descarta cambios en las nóminas de los munícipes y similares por ser ya "demasiado bajas".

-->--> -->

Del resto, tres (Santiponce, Gelves y Palomares del Río) se vieron obligados aprobar medidas de este tipo hace tiempo, dos (Aznalcóllar y Villamanrique de la Condesa) harán que entren en vigor el 1 de julio sin necesidad de pleno y hasta 18 han pasado por este debate en sesión plenaria durante el presente mes, incluidos los cinco municipios mayores de la aglomeración urbana: Sevilla, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra, Utrera y Mairena del Aljarafe.En líneas generales son reducciones de sueldos para los cargos públicos que siguen las recomendaciones de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y que implican bajadas de una media del 7% en la nómina del alcalde -salvo en el caso de Alcalá de Guadaíra, donde Antonio Gutiérrez Limones (PSOE) cobra como senador- y cantidades ligeramente inferiores para los concejales liberados, la mayoría en el equipo de gobierno porque en la oposición los hay en los municipios más grande pero no en los pequeños. En muchos casos estos recortes se aplican sobre salarios ya congelados desde el año pasado o desde 2008, e incluso desde comienzos de mandato, por la grave situación de sus arcas municipales, como es el caso de Almensilla, que incluso vivió un ERE (expediente de regulación de empleo) y ya prácticamente no le queda margen de recorte.Entre los que todavía están pendiente de adoptar estas medidas, sólo hay un municipio que dice abiertamente que no lo tiene previsto: Brenes. Su alcalde, Marcelino Contreras (UPAN), ya tomó posesión en 2007 con la nómina más baja entre los regidores del área metropolitana, con una asignación de 1.081,33 euros al mes. Este alcalde mileurista es consciente de que no hay margen para mucho más y que él y sus concejales llevan tiempo predicando con el ejemplo.Otro caso es el de Castilleja de Guzmán, donde ningún munícipe cobra del consistorio, aunque sí rebajarán las asignaciones por asistencia a pleno o a comisiones. De hecho, el bocado a este tipo de gastos e incluso a las asignaciones a los grupos municipales llega a su extremo en Umbrete, donde el pleno decidió finalmente eliminarlas todas. Por otra parte, de los 13 municipios que en el cuadro de la izquierda figuran como "en estudio", la mayor parte de sus responsables municipales aseguran que están analizando las medidas a adoptar, y en general apuntan a las recomendaciones de la FEMP, que fueron lanzadas el mes pasado, si bien no concretan cuándo pasará por pleno o se firmará el decreto de alcaldía. Eso sí, en general dicen tener intención de que se aplique en los salarios desde el 1 de julio. Lo cierto es también que hay municipios donde los concejales ­­­-si es que hay alguno liberado- ganan cantidades muy pequeñas y el margen de maniobra es igualmente mínimo, como ocurre con los funcionarios que menos ganan.

-->--> -->Por otra parte, la Diputación de Sevilla tiene hasta el momento una estimación de ahorro de unos 3,7 millones de euros en las cuantías destinadas al pago de las nóminas del personal en 2010 al incluir también las directrices de la FEMP. Aquí el presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, se someterá al mayor tijeretazo en su nómina: un 14% menos. 

 

 

 

  • 1