Economía

La movilidad laboral entre CCAA deja un saldo negativo para Andalucía

En 2013 hicieron la maleta un total de 13.130 trabajadores frente a los 8.859 que desembarcaron.

el 12 ene 2015 / 12:00 h.

TAGS:

bin_33744206_con_16631811 Un total de 13.130 trabajadores con residencia en Andalucía tuvieron que hacer las maletas e instalarse en una comunidad autónoma diferente por motivos de trabajo a lo largo de 2013. Fueron 441 personas menos que el año anterior, lo que implica un leve descenso del 3,2 por ciento, según arrojan las estadísticas de movilidad laboral que publica anualmente la Agencia Tributaria. Por el contrario, la comunidad andaluza fue receptora de 8.859 empleados procedentes del resto de regiones españolas, frente a los 9.479 que desembarcaron en Andalucía durante 2012. De esta manera, el saldo resulta negativo para nuestra comunidad, que perdió a 4.271 trabajadores, cifra que representa además un incremento del 4,4 por ciento en comparación con 2012, año que también arrojó un balance negativo en 4.092 personas. Ojo –recuerda la Agencia Tributaria– que este mapa de trasvase entre comunidades solo se refiere a las personas que se encontraban trabajando por cuenta ajena tanto en 2012 como en 2013 y que cambiaron su domicilio al rendir cuentas con Hacienda, por lo que no tiene en cuenta (ni puede ofrecer) datos de movilidad de desempleados. De esos 13.571 asalariados que salieron de Andalucía, la mayor parte tuvo como destino la Comunidad de Madrid (4.831, esto es, el 36,8 por ciento), seguida de Cataluña (2.162, el 16,5 por ciento), Comunidad Valenciana (1.014, un 7,7 por ciento), Islas Baleares (930, el 7 por ciento), Islas Canarias (843, el 6,4 por ciento), Murcia (763), Castilla-La Mancha (647), Aragón (458), Castilla y León (436), Extremadura (398), Galicia (368), Asturias (124), Cantabria (86) y La Rioja, cerrando el ranking, con 70 desplazados. Por tramos de edad, la estadística muestra que, en el caso de la comunidad andaluza, fueron los trabajadores de entre 26 y 35 años los que más se movieron de comunidad (7.181), mientras que el segundo grupo de edad que más se desplazó fue el de los empleados de entre 36 y 55 años, con algo más de 3.700. No alcanzaron los 1.900 los menores de 25 años que tuvieron que hacer mudanza, y fue apenas testimonial, con 294 personas, los mayores de 55 años que cambiaron de residencia por motivo laboral. Por género, el 58,5 por ciento de la movilidad la protagonizaron hombres (7.692), mientras que fueron 5.438 mujeres las que hicieron la maleta (41,4). Además, el 85,3 por ciento de las salidas desde Andalucía se correspondieron con asalariados españoles y solo un 14,3 por ciento fueron extranjeros, reza la estadística. Por contra, se mantuvieron al margen de esta situación 2.561.673 trabajadores por cuenta ajena en la comunidad, que constaron en esos dos ejercicios (2012 y 2013) trabajando sin cambio de domicilio. A la inversa, Madrid y Cataluña fueron los principales emisores de trabajadores para Andalucía, con 2.250 y 1.530, respectivamente. Por detrás se colocaron Comunidad Valenciana (939) y Canarias (586), seguidas del resto de regiones. En total, en el conjunto de España, se registraron 91.007 desplazamientos por motivos laborales, un 5,6 por ciento menos que en el ejercicio precedente. Las cifras, no obstante, distan de las que se daban justo antes de estallar la crisis en toda su dimensión, como refleja el hecho de que en 2008 algo más de 224.000 personas se cambiaran de residencia por asuntos profesionales en el país, de ellas, casi 26.000 se marcharon de Andalucía.

  • 1