miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

La mujer del propietario de Contsa declara hoy como imputada

El juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla ha citado para las 9,30 horas de hoy a la esposa del propietario de Contsa Corporación Empresarial, José Salas Burzón, en calidad de imputada por un presunto delito de cooperación necesaria en las gestiones que han llevado a su marido a la cárcel.

el 15 sep 2009 / 17:40 h.

TAGS:

El juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla ha citado para las 9,30 horas de hoy a la esposa del propietario de Contsa Corporación Empresarial, José Salas Burzón, en calidad de imputada por un presunto delito de cooperación necesaria en las gestiones que han llevado a su marido a la cárcel por cuatro delitos de estafa, falsedad, administración desleal e insolvencia punible.

La declaración tendrá lugar después de que el pasado 17 de octubre tuviera que ser aplazada porque la imputada renunció a su abogado. En la jornada de hoy la mujer de José Salas tendrá que ser interrogada por las operaciones "supuestamente fraudulentas" que han aparecido en todo el entorno de Contsa, entidad que, según los administradores concursales, tiene un déficit de 86.821.935,62 euros.

La esposa de Salas ya fue citada a declarar por la titular de Instrucción 17, Pilar Llorente, el pasado 3 de octubre, si bien su comparecencia fue aplazada en aquella ocasión porque la declaración de su marido, en prisión desde hace casi un mes, se alargó más de lo esperado en un principio.

La declaración que provocó el ingreso en prisión de José Salas se produjo después de que los administradores concursales alertaran en un informe presentado en el Juzgado de lo Mercantil, que tramita la suspensión de pagos de la sociedad, de que Contsa tiene 1.653 acreedores, de los cuales 1.586 son inversores --cifra que choca de manera frontal con los 609 acreedores que reconocía José Salas--, así como un activo de 28,4 millones. El pasivo de la empresa asciende a 115,2 millones y el déficit es de 86.821.935,62 euros.

De otro lado, los acreedores de Contsa que promovieron la firma de un convenio voluntario de acreedores para poder cobrar el 50 por ciento de lo invertido en un período de cinco años, confían en tener listo "en breve" este convenio voluntario "que evitará la liquidación de la empresa" y que contemplará, entre otros aspectos, el establecimiento de una comisión gestora formada por entre cinco y diez personas nombradas por los acreedores, que gestionaría la empresa bajo la supervisión de la juez que lleva el caso.

Contsa se declaró en suspensión de pagos el pasado mes de febrero ante la caída del mercado inmobiliario unida a las fuertes restricciones del crédito existentes, por lo que solicitó a la jurisdicción mercantil competente la incoación de un concurso voluntario de acreedores que estableciera las bases de un convenio que permitiera satisfacer sus obligaciones económicas respecto a sus socios e inversores así como su continuidad en el sector.

  • 1