sábado, 23 marzo 2019
18:00
, última actualización
Local

La naturaleza le gana el pulso al vertedero

Un vertedero, una escombrera o un sembrado convertido en parque, pista de aeromodelismo, laguna... la sensibilización por el medio ambiente ha llevado a las administraciones y asociaciones de desarrollo a ganar para el disfrute de todos los espacios degradados por la mano del hombre.

el 15 sep 2009 / 20:41 h.

TAGS:

Un vertedero, una escombrera o un sembrado convertido en parque, pista de aeromodelismo, laguna... la sensibilización por el medio ambiente ha llevado a las administraciones y asociaciones de desarrollo a ganar para el disfrute de todos los espacios degradados por la mano del hombre.

Las principales actuaciones -no las únicas- han tenido lugar en el área metropolitana, en especial en la comarca del Aljarafe, donde se conjuga la riqueza natural con la explotación de los terrenos sobre todo para actividades agrícolas, ganaderas e incluso mineras, y donde abundan no son extraños los vertederos y hasta los suelos abandonados.

El parque ambiental del Chorrito, en Salteras, y el entorno de Riopudio son dos ejemplos de la recuperación como zona recreativa de dos espacios naturales a cargo de la Consejería de Medio Ambiente. La inversión para recuperar la cárcava saltereña y reconvertirla en un parque de 50.000 metros cuadrados es de 1,5 millones de euros, con los que se está reforestando la zona plantando más de 500 árboles.

La delegada provincial de Medio Ambiente, Pilar Pérez, destaca también la labor que se está realizando "dentro del programa de recuperación de solares degradados", como es el caso de la cárcava de Albaida del Aljarafe, que está a la espera de "limpiar, reforestar y acondicionar". También en Albaida se va a poner en valor como atractivo turístico la zona de las antiguas ladrilleras, en las que se va a construir un parque que permitirá al visitante disfrutar de la parte mejor conservada del escarpe del Aljarafe, destaca su alcaldesa, Soledad Cabezón (PSOE).

Medio Ambiente también está interviniendo en espacios naturales para adecuarlos al uso y disfrute de los ciudadanos. Un ejemplo es la gran área recreativa que se está construyendo en uno de los lugares más visitados por los domingueros del área metropolitana: los pinares de Aznalcázar. Con un presupuesto de un millón de euros este enclave al pie de las marismas del Guadalquivir va a contar con senderos, mesas y bancos de madera, todo lo necesario para pasar un día en el campo.

También en este punto hay que destacar el parque forestal que en torno al humedal del Cerro de las Cigüeñas de Los Palacios y Villafranca está en fase de reforestación, con más de 60 hectáreas de nuevos árboles en la zona de expansión de la localidad palaciega. Nuevos árboles también servirán para recuperar una amplia zona afectada por el gran incendio que afectó en 2004 a las provincias de Sevilla y Huelva, en el término municipal de Aznalcóllar.

Cooperación. Al igual que la Delegación de Medio Ambiente, las asociaciones comarcales de desarrollo, como la Aljarafe-Doñana, también participan, dentro del programa de cooperación Nuevos Territorios, en el Proyecto de Recuperación del Medio Natural afectado por las actividades humanas, con actuaciones en toda Andalucía, una iniciativa financiada por la Unión Europea.

Junto a Aljarafe-Doñana participan las asociaciones de desarrollo sevillanas de Bajo Guadalquivir (Sevilla-Cádiz), Corredor de la Plata y Campiña-Los Alcores, además de otros siete grupos de desarrollo rural de Huelva, Cádiz y Granada.

El gerente de la Asociación de Desarrollo Aljarafe-Doñana, Alfredo Florencio, destaca la importante labor que se está desarrollando desde la entidad, como coordinadora de los trabajos que se están realizando en toda la comunidad. Hasta ahora se han realizado trabajos en cinco municipios, cuatro de ellos en el área metropolitana, con un presupuesto total por parte del programa de 336.482 euros.

En Gerena, dentro del espacio minero de Fuente Santa, se han restaurado las canteras de granito para su uso educativo, ambiental y deportivo, tras ser abandonadas y acabar como vertedero incontrolado. La superficie es de cuatro hectáreas y el 89% de los 382.000 euros ha sido sufragado por el Ayuntamiento. En Aznalcóllar, el programa está regenerando y poniendo en valor el espacio verde de El Palmito.

En el vertedero controlado e incontrolado de Puente del Verde de Los Palacios y Villafranca, tras clausurar el espacio y extender una capa de tierra vegetal se ha procedido a la plantación y la siembra de especies autóctonas, para que sirva de lugar de esparcimiento para los vecinos. Con ocho hectáreas, ahora tiene hasta un circuito deportivo. En Pilas, donde antes había un vertedero se ha diseñado y ejecutado una pista de aeromodelismo y una zona de merenderos en Los Olivos.

Fuera de la Gran Sevilla, cabe destacar la recuperación ambiental de la laguna El Barrancón, en Fuentes de Andalucía, que desde hace años se había convertido en lugar para vertido de residuos urbanos y restos de construcción y demolición. Para reconstruir la laguna se han eliminado los residuos e impermeabilizado los canales de drenaje, y posteriormente se han reforestado los alrededores de la laguna colocando asimismo una zona de merenderos.

También la Consejería de Medio Ambiente se ha puesto manos a la obra para recuperar la laguna de Ruiz Sánchez, entre Écija y Osuna, que se convertirá en el segundo humedal más importante de Andalucía tras el de Fuente de Piedra, en Málaga. Con este objetivo fueron adquiridos en 2006 por la Junta de Andalucía unos terrenos que fueron desecados en la década de los 60, del siglo pasado, para dedicarla a la agricultura. El objetivo es recuperarla para la invernada de las aves. Una nueva apuesta por ganar para la naturaleza y la observación un terreno degradado por el hombre.

  • 1