viernes, 14 diciembre 2018
03:59
, última actualización

La niña agredida recibe el alta y ya está en casa

El barrio de los Salesianos de Utrera celebró con algarabía la detención del presunto agresor de la niña de 13 años.

el 14 oct 2011 / 19:49 h.

En la barriada Los Salesianos se respiraba un ambiente de alegría al conocer la detención del joven malagueño en París y el alta de la menor. La noticia corrió como la pólvora y, nada más hacerse pública, se convirtió en el tema de conversación del día, no solamente en dicho barrio sino en toda la ciudad de Utrera. En palabras de los vecinos del entorno, la propia familia se mostró "completamente feliz" cuando supo de las novedades en la investigación, y "pudimos escuchar a la madre de la menor gritar de alegría porque habían detenido al agresor".

Como era lógico, los más cercanos a la niña y a su abuela fueron los más contentos por la localización de El Cobra, pero no los únicos. El resto de residentes en la barriada no dudaron en reconocer que ahora "podemos respirar más tranquilos, sabiendo que ese niñato ya está apresado". Era el caso de María Rodríguez, quien afirmó que "ahora podrá estar mi nieta jugando más tranquilamente por aquí, ya que antes teníamos que estar siempre pendientes de ella por miedo a que apareciera en cualquier momento por aquí". Y todo ello con el deseo de "que se pudra en la cárcel", como dijo Ana María García, quien quiso mostrar su "apoyo" a la familia, "porque lo que ha ocurrido ha sido terrible".

También era conocido por la zona que la niña agredida se encuentra en su domicilio. "Ya la hemos podido ver por aquí, pero no se ha comentado nada porque el agresor no estaba detenido y existía el temor de que, al contarlo públicamente, pudiera volver a Utrera y hacerle algo a la niña", explicaron los vecinos. Así, afirmaron que "la hemos visto bastante bien, aunque aún tendrá que terminar de recuperarse; pero es un milagro que ya pueda estar en casa con su familia".

  • 1