martes, 20 noviembre 2018
12:59
, última actualización
Local

"La niña todavía recuerda cómo el coche la atropelló dos veces"

La menor, arrollada después de una pelea en el Charco de la Pava, pasó ayer a planta tras nueve días en la UCI del Macarena

el 04 oct 2011 / 19:36 h.

TAGS:

"Mi hija se acuerda perfectamente de que el coche la arrolló dos veces", asegura el padre de Ainhoa, la pequeña de 11 años que el domingo 25 de septiembre fue atropellada en el Chaco de la Pava por el conductor de un vehículo que se dio a la fuga. La niña pasó ayer a planta tras nueve días ingresada en la UCI del hospital Virgen Macarena. "Es buena señal y ella está muy contenta", dice su madre.

Mientras en la puerta familiares y amigos acudieron arroparla y a acompañar a sus padres, Marcos y Rosario, que aún no dan crédito a lo ocurrido. "Ella estaba con mi cuñada y su marido, que habían ido a ver a un amigo que tiene un puesto en el mercadillo", explica Marcos. Ainhoa estaba sentada, al igual que una prima que estaba jugando junto al puesto, cuando un vehículo entró en la zona del mercadillo. "El autor del atropello se bajó del coche y se fue hacia otro que tenía montado un puesto y le dio un puñetazo", relata Jesús Daniel López, el tío de la niña que estaba con ella en ese momento.

"Fue todo muy rápido, pasó en un minuto", afirma. Y es que el hombre que fue agredido "sacó un pincho y entonces el conductor se metió en el coche y echó marcha atrás", señala. "Como un coche de carreras", añade el propietario del puesto, Juan Boigues, quien critica la falta de medidas de seguridad en la zona y la escasa presencia policial. Fue entonces, cuando el vehículo arrolló a la menor, que no tuvo tiempo de reaccionar. "Sólo pudimos sacar de debajo de la mesa a la otra niña, que si no la hubiera matado", señala el tío de Ainhoa. La niña de 11 años fue arrastrada bajo el coche varios metros hacia atrás, según los testigos, y luego hacia adelante cuando cambió el sentido de la circulación. "La enganchó bajo el coche y menos mal que la soltó cuando avanzó hacia adelante y giró porque sino, no sé lo que habría pasado", explica el padre de la menor, ya que ella se lo relató todo "porque se acuerda perfectamente".

Luego el conductor se dio a la fuga, huyendo entre los puestos que a las 14.30 horas aún quedaban del mercadillo. "Creemos que ha tenido que lesionar a más gente, porque además de la niña mis cuñados y el dueño del puesto también han sufrido lesiones", indica Marcos. De hecho, el tío de la niña sufrió una herida en el pie y otra en el abdomen, aunque de carácter leve, al caer los hierros del puesto sobre él.

La niña quedó entonces tumbada en el suelo, completamente ensangrentada. De hecho, "había perdido mucha sangre cuando llegó al hospital y las piernas destrozadas. Lo hemos pasado muy mal", afirma Marcos. Según el parte médico, la niña tenía fracturas en ambas piernas, un tobillo "destrozado", nueve costillas rotas, un pulmón perforado y lesiones en un ojo. Unas lesiones que le han tenido nueve días en la UCI y de las que ha tenido que ser operada. "Le han intervenido de las dos caderas, los dos fémures, el tobillo derecho y del ojo izquierdo", y "afortunadamente" está evolucionando bien. "Aún nos queda tiempo en el hospital, pero lo que quiero es que mi niña salga bien", indica.

La familia dejó ayer muy claro que llevará a cabo todas las acciones judiciales oportunas contra el autor del atropello para lo que ya cuentan con un abogado que los represente. "Queremos que se haga justicia", dice Marcos, que se vio a arropado por varias decenas de familiares y vecinos de La Bachillera, en donde residen, que portaban pancartas con los lemas "Ainhoa te queremos" o "Justicia para Ainhoa" que mostraron a las puertas del hospital Macarena, tras hacer una visita a la niña.

Por el momento, la Policía Nacional ha detenido a dos personas por un delito de omisión del deber de socorro, ya que huyeron en otro vehículo y no se detuvieron a auxiliar a la niña. En cuanto al conductor, está completamente identificado al igual que su vehículo. Ayer fuentes policiales confirmaron que es un hombre de nacionalidad rumana y con antecedentes policiales, que conducía un Opel Vectra. Contra el mismo ya hay dictada una orden de busca y captura.

  • 1