lunes, 21 enero 2019
22:57
, última actualización

La número dos del PP-A elige dejar su escaño en el Parlamento para seguir de alcaldesa

La salida de Dolores López, que agotará el plazo legal, descabeza al grupo de la oposición.

DOLORES-GABARRO Ni el número uno ni el dos ni el tres de la ejecutiva regional del PP-A estarán presentes en el Parlamento andaluz, sede de la política autonómica. La dirección del único partido de la oposición ya no tendrá representación en la Cámara hasta la cuarta fila jerárquica (cuatro vicesecretarios son diputados). El PP-A reveló ayer uno de sus secretos mejor guardados: el futuro de la secretaria general, que compagina su escaño de diputada con la alcaldía del municipio onubense de Valverde del Camino, Dolores López Gabarro. La número dos del PP-A dejará el Parlamento y se quedará en el Ayuntamiento de su municipio (de 13.000 habitantes), donde recientemente había anunciado que optaría a la reeleción para revalidar su mayoría absoluta. La duda la despejó ayer en una entrevista en Onda Cero el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno Bonilla, quien señaló que, de «común acuerdo» con López Gabarro, decidieron que «lo más honesto» es que siga asumiendo la Alcaldía de Valverde del Camino y por lo tanto que deje de ser diputada y presidenta del grupo parlamentario del PP en la Cámara andaluza. La ley electoral regional establece la incompatibilidad entre ambos cargos, algo que afecta a siete parlamentarios –seis del PP y uno de IU–. Esta norma fue recurrida por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional, pero el pasado 25 de septiembre éste rechazó el recurso y refrendó así que el cargo de diputado autonómico es incompatible con el de alcalde o el de presidente de Diputación provincial y de mancomunidad. En todo este tiempo, desde el PP no se ha dicho una sola palabra sobre cuál iba a ser el futuro de su número dos. Es más, ayer por la mañana el portavoz del grupo del PP en el Parlamento Andaluz, Carlos Rojas, declaró que la decisión de López Gabarro de optar por la Alcaldía o por el Parlamento se adoptaría cuando el Constitucional respondiese a la pregunta formulada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy de cuándo entraban en vigor las incompatibilidades. La marcha de la número dos del PP-A del Parlamento no se hará de inmediato, se esperará a agotar todos los plazos legales, pero cuando se produzca no habrá ningún miembro de la actual cúpula de los populares andaluces en la Cámara. Moreno Bonilla, no es parlamentario. Es más, aunque el portavoz es Rojas, López Gabarro era la que tomaba la palabra en los debates más importantes y se enfrentaba en los cara a cara con la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Un trabajo que seguirá ejerciendo hasta que se formalice su marcha. Moreno Bonilla recalcó que no teme por el grupo parlamentario cuando esto suceda porque su partido cuenta con «un magnífico portavoz» como Rojas y con un grupo parlamentario del que seguirá siendo presidente y en el que López Gabarro, como secretaria general del PP-A, va a «estar muy encima» de todas las decisiones del mismo. Aunque el PP-A confía en que sus parlamentarios-alcaldes puedan compatibilizar los cargos por un tiempo, el letrado mayor del Parlamento, en un informe a petición del presidente de dicho órgano, Manuel Gracia, ha dejado claro que los siete alcaldes-parlamentarios deberán dejar uno de los dos cargos en un plazo de 28 días, a partir de que el fallo del Alto Tribuna se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El primer paso a seguir será que la comisión del Estatuto de los Diputados eleve al Pleno sus propuestas sobre la incompatibilidad de los afectados en el plazo de 20 días. Después, cada uno de los implicados dispondrá de ocho días más «para optar entre el escaño y el cargo compatible». «Si no ejercitará la opción en el plazo señalado, se entenderá que renuncia a su escaño», aclara el escrito. El PP-A tiene, además de su secretaria general, a otros cinco alcaldes-parlamentarios –Sevilla, Juan Ignacio Zoido; Huelva, Pedro Rodríguez; Córdoba, José Antonio Nieto; Fuengirola (Málaga), Esperanza Oña; y La Mojonera (Almería), José Cara–. Los regidores de Huelva, Córdoba y Sevilla ya han dicho que seguirán en sus municipios. Oña y Cara, sin embargo, todavía no han desvelado cuál será su futuro. El diputado de IU es el alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, que tampoco se ha pronunciado. Su formación alega que está enfermo y continúa hospitalizado.  

  • 1