martes, 19 marzo 2019
16:43
, última actualización
Economía

La oficina virtual del SAE oferta 1.035 empleos y recoge 822.873 currículum

Trece de cada cien puestos colgados en la web del Servicio Andaluz de Empleo son para agentes de ventas, y a gran distancia se sitúa el resto de profesiones. Se busca desde monitor de castillos hinchables hasta animador infantil, pasando por camarero, cocinero, peluquero canino o manipulador de cola de cangrejo.

el 22 ago 2014 / 10:00 h.

TAGS:

Agosto. El empleo es cosa casi exclusiva del turismo. Pero si usted manifiesta dotes comerciales, tendrá más oportunidades que el resto para conseguir trabajo en el canal laboral del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). A día de ayer, 1.035 puestos vacantes y 822.873 currículum colgados en su web institucional. Si hacemos extrapolación, una oferta por cada 796 cabezas. Reñida la cosa. Desempleados realizando gestiones en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo en la capital sevillana. / PACO PUENTES Desempleados realizando gestiones en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo en la capital sevillana. / PACO PUENTES De estos 1.035 empleos posibles, 142 son para comerciales y agentes de venta, esto es, el 13,71 por ciento. Para empresas de telefonía, seguros, gas, energías renovables, alarmas o inmobiliarias. Y aunque estos profesionales tienen su apartado especial en la web, lo cierto y verdad que también aparecen en las ofertas laborales de otros sectores, por ejemplo, el de servicios sociales y educación. Éste es el segundo en las demandas de empleados, con 34. Desde profesores de portugués e inglés hasta diplomados en Trabajo Social, pasando por formadores de diseño de escaparates, monitores de aula matinal «y docentes para las oposiciones a maestro del año 2015». Después viene la actividad hostelera, que por algo estamos en el turístico verano. 33 y lo clásico: cocineros, camareros, recepcionistas y hasta ayudantes y aprendices de camareros. Alguna que otra empresa desliza: que el cocinero acredite especialidad «en barbacoa». Los servicios de limpieza y el cuidado de personas suman 23 empleados requeridos. Enfermeras, auxiliares de ayuda a domicilio, limpiadores de piscinas y cristaleras o auxiliares de geriatría. En no pocos casos aparece la coletilla por sustituciones de verano (y sólo). El tirón laboral que el turismo ejerce durante agosto también se traslada al comercio. Son 18 los carteles de se busca para carniceros, pescaderos, fruteros y dependientes en general, incluidos para floristería o «para conocida tienda de moda nupcial de Jerez de la Frontera, con conocimientos de costura e inglés e informática a nivel básico». 17 son los puestos que urgen cubrir la informática y las telecomunicaciones. Analistas programadores, desarrolladores, técnicos de operaciones de sistemas informáticos, instaladores de telecos o especialistas en bases de datos. Siempre se necesitan administrativos. Sea por unos meses. 15 son las ofertas, y alguna que otra contempla la exigencia de ser, a la vez, comercial y atender a los clientes. Simples administrativos o también expertos en contabilidad. Desde la rama energética, 14 puestos ofertados, que incluyen instalador de placas solares, instalador de calderas de gas, técnico en electrodomésticos, operador de subestaciones eléctricas o aprendiz de electromecánica. Y ante tal escasez, cualquiera diría que las energías renovables en Andalucía son aún un nicho de generación de empleo. La construcción abarca mucho más que el mero ladrillo. Albañiles sí, pero también fontaneros, pintores, operadores de maquinaria de perforación de pozos, carpinteros o montador de ventanas. Y así hasta 11 puestos. Algo es algo. E igual número, la agricultura y la jardinería, que aparecen juntas. Desde panaderos hasta veterinarios, pasando por técnicos de campo o jardineros. Desde fábricas e industrias, poca cosa: 10 ofertas. Pero ahí quedan las que atañen a profesora de costura, maestro de sierras, soldador o manipulador de cola de cangrejo. El apartado de directivos está desierto. En el de metal mecánica (talleres), nueve. En el de peluquería y estética hay seis ofertas, incluida la de peluquero canino, en el de ingenieros hay cuatro ofertas laborales, cuatro en diseño, cultura y entretenimiento –con monitores de castillos hinchables y animadores infantiles–, otros tantos en transporte, tres en las categorías de reponedores, dos en la de arquitectos y otros dos en derecho. EN DETALLE Qué se hace. En la oficina virtual del SAE (http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdeempleo/web/websae/portal/es/index.html) las empresas pueden publicar sus ofertas (nombre, puesto, duración del contrato, exigencias de formación, etcétera) y los desempleados pueden colgar sus currículum. Por tanto, los parados buscan un puesto de trabajo, pero también las compañías indagan sobre los perfiles que les interesan a partir de los currículum colgados en la web. Qué se quiere. Estas ofertas pueden o no ser canalizadas por el propio SAE. Existen diferencias entre qué quieren las empresas y qué dicen los currículum. Por ejemplo, se piden sobre todo comerciales, pero esta categoría está entre las últimas dentro de las preferencias de quienes aspiran a encontrar un empleo. El puesto de trabajo más frecuente entre los currículum es el de administrativo (10.025 sobre 822.873), seguido del educador o asistente social (5.913), empleados de hostelería y turismo (5.878), dependientes del comercio (5.585) y operarios de la construcción (5.460). A día de ayer no había ninguna oferta para directivos, pero 236 de los currículum reseñaban esa preferencia. Retrasos. La inmensa mayoría de las ofertas de empleo están actualizadas, y corresponden a los anuncios de las empresas colgados a lo largo de agosto o finales de julio. No obstante, hay algunas que llevan meses apareciendo en la web y sin cambio alguno. Los pocos. Ni por asomo esa oferta de la oficina virtual se corresponde con la intermediación del SAE o con los contratos realizados en Andalucía –por ejemplo, en julio se firmaron en la comunidad 331.259–.

  • 1