lunes, 10 diciembre 2018
20:03
, última actualización
Local

"La Olavide ha hecho autocrítica y ha salido de un cierto letargo"

Los dos candidatos al Rectorado contestan mediante cuestionario a las preguntas de El Correo. Ayer se abrió el plazo para presentar candidaturas.

el 30 abr 2012 / 20:38 h.

TAGS:

Luis Pérez-Prat

 ¿Por qué este paso?

Precisamente por eso, por responsabilidad, porque la Olavide merece confianza e ilusión, liderazgo colectivo y un proyecto sólido que sepa sacar partido de esta crisis. Y sólo podemos hacerlo pensando institucionalmente y actuando estratégicamente tras un buen diagnóstico de la situación, valorando los logros y siendo críticos con las deficiencias detectadas tras 15 años.

 ¿Cómo calificaría lo sucedido en los últimos meses en la Universidad? ¿Cómo evaluaría la actuación de este rector?

El distanciamiento de los últimos meses entre las políticas auspiciadas por el rector en determinados ámbitos y la comunidad universitaria ha propiciado la reacción de ésta y el despertar de sus órganos principales. La comunidad universitaria ha sabido ser crítica, movilizarse y generar una oportunidad para volver a tomar el rumbo.

¿Cree que este proceso ha debilitado a la Olavide?

Nunca puede interpretarse un proceso de autocrítica y profunda reacción democrática interna como el debilitamiento de la institución. Muy al contrario, la comunidad universitaria ha salido de un cierto letargo y ha enviado un mensaje: la gobernanza debe contar con todos, ser transparente y participativa. 

¿Qué repercusión tendrá la subida de las tasas?

No distinta que la de las demás universidades andaluzas. No es una buena medida, más aún si va acompañada de un debilitamiento del sistema de becas. Generará más paro, debilitará la financiación universitaria y, por lo tanto, hará más complicado cumplir con calidad la encomienda de la sociedad para hacer avanzar una investigación de calidad y una docencia ajustada a lo que la sociedad necesita. Si el impacto va a ser grave en los grados, puede llegar a ser aún más significativo en el posgrado oficial. En este último campo, no obstante, entiendo que nuestra Universidad, con crisis o sin ella, debe realizar un replanteamiento de su política que nos lleve a realizar una oferta sostenible y de mejor calidad. 

¿Pedirá a la Junta modificar el sistema de financiación para que no se prime solo el número de alumnos?

Ha sido ésta la posición tradicional de la Olavide, que yo espero tenga una buena acogida en la Junta. Se requiere un liderazgo inteligente que sepa convencer de nuestras razones y capaz de negociar sin frentismos.

¿Teme que haya poca participación en las elecciones y que por ello su legitimidad se vea dañada?

El panorama de las actuales elecciones es distinto gracias al clima generado por la propia comunidad universitaria, más activa y consciente de la importancia del momento actual. Además, la presencia de varios candidatos permite un contraste de programas que llama a la participación. 

¿Qué puede prometer a la comunidad universitaria de la Olavide en este momento?

Puedo garantizar la presentación de un programa que, aspirando a la superación de ciertas dificultades financieras, potenciará la investigación de calidad; consolidará nuestra oferta de grado y nuestro singular modelo docente; racionalizará la oferta oficial de posgrado; desarrollará el doctorado; apostará con contundencia por la internacionalización; no renunciará al sello social que tan característico ha sido de nuestro compromiso; dotará a la Universidad de una estructura orgánica bien definida en responsabilidades, funciones y desempeño; contará en todo momento con la participación activa del PAS; garantizará la promoción del profesorado en formación y el fortalecimiento de la plantilla y hará de la Olavide una universidad comprometida con sus estudiantes. 

  • 1